NUESTROS RECURSOS

Desde la Formación Afectiva  planteamos que los seres humanos disponemos potencialmente de tres tipos de recursos:

  • Psicológicos
  • Conceptuales
  • Materiales

En el artículo sobre los Recursos Personales hacemos una introducción a este concepto y lo argumentamos desde la teoría de los tres mundos de Karl Popper y de la Arqueología de la Mente de Steven Mithen.

En este artículo vamos a hacer una aplicación de dicha teoría para mostrarte nuestros propios recursos y de paso enseñarte como puedes hacer un inventario de los tuyos. Tener claridad sobre estos recursos nos permite valorar nuestra verdadera riqueza.

Empecemos con los Recursos Psicológicos

En dicho artículo decíamos que los recursos psicológicos por excelencia son los Vínculos y que éstos son de tres tipos:

  • Intrapersonales
  • Interpersonales
  • Grupales

Sobre el Vinculo Intrapersonal decíamos que es la relación que se tiene consigo mismo. También, que es un Recurso tremendamente valioso aunque paradójico, pues de la forma como administre este vinculo dependerá si soy mi mejor aliado o mi peor enemigo. Los dos componentes principales de este vínculo son el Autogobierno y la Automotivación.

El Autogobierno es tener la posibilidad de gobernarse a si mismo. De tener el poder para dirigir su existencia. Hace referencia al hecho de regular nuestras emociones imponiéndole instrumentos afectivos superiores (sentimientos, actitudes, valores y principios). Son dos las emociones básicas que se deben aprehender a regular: la ira y el placer.

Este recurso lo podemos valorar desde la perspectiva de los roles vitales. Nosotros por ejemplo desempeñamos los roles propios de la vida adulta: somos pareja, padres y trabajadores.

Como pareja, hemos aprendido a solucionar nuestros conflictos de forma pacifica, a negociar, conciliar, a regular nuestra ira. ¿Fácil? De ninguna manera, aun seguimos creciendo, pero al menos nuestro entorno está a salvo de una reacción violenta de parte de alguno de los dos. Con respecto al placer, hemos aprendido a postergar la gratificación, es decir, nada de comidas costosas, de lujos innecesarios, de gastos ostentosos; preferimos la satisfacción permanente y no fugaces episodios de placer. Por ejemplo un recurso clave para nosotros es el logro de la fidelidad.

Como padres, son muchos los episodios en los que se ha puesto a prueba nuestra capacidad para regular la ira. Nuestro rol lo guiamos por un principio: cero maltrato, ni físico ni verbal. Hemos descubierto que la más efectiva forma de corregir el mal comportamiento de nuestros hijos es sancionar con el afecto.

Trabajamos juntos y como tal, hemos aprendido a llegar a acuerdos, a manifestarnos nuestras inconformidades, hemos tenido largos debates, a veces acalorados, pero siempre controlados. Cuando se trabaja con la pareja, y sobre todo cuando se hace en casa, hay que poner a prueba la capacidad de postergar la gratificación. La razón es que siempre esta latente la posibilidad de entregarse a las delicias del placer: hacer pereza, ver televisión, retozar un rato, “consentirse”, etc.

La Automotivación es el combustible para vivir. Es un recurso determinante en nuestra existencia, dado que nos da la energía vital para construir este proyecto de vida compartido que hemos emprendido. Hoy nuestra energía está enfocada en la construcción de nuestra relación de pareja, en la crianza de nuestros hijos (Orianna y Dante) y en el desarrollo del modelo conceptual de la Comunidad Formativa El Taller.

Lo anterior nos hace pensar que el recurso de la Automotivación depende o está directamente relacionado con el hecho de tener un claro proyecto de vida, en la medida en que esto sea así, mas difícil es caer en estados de aburrimiento o depresión. De modo que tenemos en la Automotivación un recurso fundamental para seguir luchando.

Ahora continuemos con los Vínculos Interpersonales. En el artículo sobre los Recursos Personales decíamos que estos son los que se tienen con los otros. Son un recurso fundamental, dada nuestra naturaleza y necesidad de vivir en contacto con los demás. Motivo por el cual resulta tan dolorosa la soledad. Estos vínculos son de dos tipos: Naturales y Sociales.

Los vínculos naturales son los consanguíneos. Gracias a nuestro trabajo hemos tomado conciencia de la importancia de cultivar los vínculos con los diferentes miembros de la familia. Los hermanos, primos, tíos, abuelos. Estos vínculos son un recurso demasiado importante, por eso resulta clave construirlos y aceitarlos. Y en esa tarea estamos. Ambos tenemos nuestras respectivas familias de origen, y sabemos que hay mucho por hacer, máxime cuando crecimos en un entorno en el que las familias han estado disgregadas por diferentes partes del país, lo cual ha sido una dificultad para compartirnos, conocernos y por ende, estrechar el vinculo.

Los vínculos sociales son los establecidos a lo largo de la vida. En nuestro caso los más estrechos los estamos constituyendo ahora que estamos transitando por la adultez. El vínculo social por excelencia es el que se establece con la pareja. Nosotros por ejemplo llevamos ya 6 años en esta fascinante aventura de construir una vida en común.

Después de la pareja, el vínculo social fuerte es el que se establece con los amigos. Éste se construye con tiempo, requiere también conocerse, compartirse y apreciarse. Nosotros tenemos la convicción de trabajar con los amigos, de ser socios, de edificar proyectos en común. Entre otras cosas para eso hemos creado la Comunidad Formativa El Taller, para construir sólidos vínculos de amistad con aquellos que se unan a esta causa de la Formación Afectiva.

Finalmente están los Vínculos Grupales, estos son los que como su nombre lo indica se tienen con diversos grupos. Es un Recurso clave porque responde a la innata necesidad del ser humano de vivir en comunidad, además proveen estructura y significado vital. También son de dos tipos: Familiares y Sociales.

Es muy importante vivir en grupo. En nuestro caso, gozamos del privilegio de vivir en el seno de una familia extensa. 2 abuelos (Imelda y Silvino), dos tías (Patito y Marleny), dos primos (Damián y Sander) papá y mamá (Andrés y Luz Adriana) y dos bebes (Orianna y Dante), hasta el perro Merlín acompaña la familia.

Grupos sociales hay de todo tipo. Religiosos, culturales, artísticos, académicos, deportivos, políticos. Nosotros estamos construyendo uno: la Comunidad Formativa El Taller. Y lo estamos haciendo para que refleje nuestros valores, nuestras creencias y nuestras prácticas.

Estos son pues nuestros recursos psicológicos. Los nutritivos y deliciosos vínculos que alimentan la existencia, que le dan sentido a nuestras vidas.

A continuación te presentaremos nuestros Recursos Conceptuales.

Recordemos que la Formación Afectiva concibe como recursos conceptuales el Conocimiento. Específicamente el conocimiento necesario para:

  • Vivir
  • Convivir
  • Supervivir

El conocimiento para Vivir lo hemos tomado de la Psicologia Afectiva. Uno de nuestros mayores activos fue aprehender a Autoconocernos. Identificar nuestros afectos y pasiones. Nos gusta el mundo afectivo, indagar por la mente humana, comprehender su naturaleza biológica, psicológica y socioantropologica. Nos produce un gran disfrute leer, escribir, enseñar. Dado el oficio que hemos creado para nosotros, nos esforzarnos en interiorizar y practicar un modelo de pareja, de crianza y de trabajo talentoso. Hacer el ejercicio de Autoconocernos nos ha servido para construir nuestro proyecto de vida, tener claras nuestras metas. Definir criterios sólidos sobre el estilo de vida que queremos practicar.

Para Vivir también hemos tenido que aprehender a Autogobernarnos. Tenemos claridad sobre lo que esto significa, sobre los beneficios que trae para nuestra relación. Vivir significa también aprehender a Autovalorarse. Sabemos que la Autoestima está directamente relacionada con el desempeño que tenemos en cada uno de nuestros roles vitales.

El conocimiento para Convivir también es un recurso que tenemos en nuestro haber. Aprehender a conocer al otro es algo que no se inculca en la escuela, es una necesidad social. Nosotros hemos adquirido la habilidad de conocer profundamente a las personas con quienes interactuamos. Eso nos facilita la tarea de iniciar vínculos, profundizarlos o culminarnos cuando vemos que existen diferencias que a larga pueden resultar nocivas. Esto nos ayuda a constituir verdaderos vínculos de amistad y a no perder el tiempo en relaciones superfluas.

Una sana interacción con el otro requiere del uso de habilidades afectivas cruciales para que el vinculo se mantenga y fortalezca. Por eso hemos aprendido a ser más empáticos, asertivos, sociables, generosos.

El conocimiento para Supervivir lo hemos materializado en el desarrollo de nuestros talentos. Aprendimos a sacar provecho de nuestra pasión por la lectura, la escritura y la enseñanza. La Comunidad Formativa El Taller es el resultado de ello. Comprendimos que para tener una excelente calidad  de vida, es necesario construirnos como trabajadores talentosos. Para nosotros al menos no existe otro camino al de crear un mundo, divulgarlo y alimentarlo el resto de nuestras vidas.

Nuestros recursos escenciales son nuestros vínculos y el conocimiento que tenemos para vivir, convivir y supervivir. Lo interesante del caso es que con su uso éstos no se agotan, al contrario, se hacen mas sofisticados y nos producen mayor disfrute.

Hoy, cuando tenemos 31 y 29 años, dos hijos biológicos (Orianna de casi 3 años y Dante de 6 meses) y un hijo intelectual (la Comunidad Formativa El Taller), sentimos que los Recursos Materiales inevitablemente empezarán a incrementarse.

Recordemos que vistos desde la Formación Afectiva, los Recursos Materiales son:

  • Tiempo
  • Espacio
  • Artefactos
  • Dinero

Ya somos dueños de nuestro Tiempo, lo distribuimos acorde a las necesidades que tenemos como pareja, como padres y como constructores de la Comunidad.

Habitamos un Espacio que nos ofrece la suficiente comodidad para sacar adelante la fase actual de nuestro proyecto.

Tenemos los Artefactos básicos para llevar a cabo nuestro trabajo.

Y por último, hemos concebido y estamos desarrollando un sistema que solo depende de nuestra capacidad de trabajo, constancia, disciplina, fuerza de voluntad y entrega, para generar el dinero que nos permita sostener y mejorar nuestro estilo de vida.

Estos son pues nuestros Recursos, este somero inventario de ellos son el punto de partida de esta aventura que hemos decidido emprender como pareja, padres y formadores afectivos. Al fin de cuentas nos ganamos la vida aprendiendo a vivirla.

Anuncios
Categorías: DESARROLLO AFECTIVO, MOSTRAR | Etiquetas: , , , , , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “NUESTROS RECURSOS

  1. Absolutely composed subject matter, thanks for information .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: