CARTAS A MI PADRE (# 1) ALIMENTA NUESTROS CORAZONES!!!

Apreciado padre:

Un Vínculo Afectivo puede ser una dolorosa fuente de tristeza o un dichoso manantial de alegría. ¿Qué tiene que suceder en tu vida para que seas un manantial de alegría en nuestras vidas?

Tus hechos parecen evidenciar que no has tomado conciencia de lo afortunado que eres. La Vida, -quizá sin merecerlo- te ha privilegiado con una Familia. Grande por demás: una esposa, tres hijos y ocho nietos. ¿No es este regalo de la Vida suficiente para ti, mi querido padre?

La última vez que nos vimos te prometí que te iba a escribir. Lo que no te dije fue que lo haría públicamente, en el marco de un Proyecto Vital que empecé cuando tuve que alejarme de tu lado por primera vez cuando apenas tenia 12 años de edad. ¿Te acuerdas?

En ese lejano 1 de junio del 93 empezó mi viaje. ¿Sabes que ha sido lo mejor de esta única aventura por la vida? Ayer lo descubrí mientras conversaba con mi Mincha: Mi presente es el futuro que siempre soñé. Es la existencia que empecé a construir desde entonces. ¿Y sabes por qué esto me hace tan feliz? Porque tengo una brillante y bella esposa, un par de hijos sanos y hermosos; y gracias a esta Tribu Familiar que me adoptó, logramos darle vida a un proyecto trascendente: la Comunidad Formativa El Taller. Es decir, soy un hombre que aprendió el duro arte de VivirConvivir Supervivir. Junto con Luz Adriana nos convertimos en una Pareja Formativa, unos Padres Formativos y unos Trabajadores Talentosos.

Como ves, a mis casi 32 años, mi vida ya está estructurada y por eso te estoy escribiendo, porque ahora mi tarea es poner mi experiencia vital, mis conocimientos y mi Oficio al servicio de la estructuración de la vida de los demás.  ¿Y cómo no empezar por casa?

Un viejo refrán dice que “en casa de herrero, azadón de palo”. Esta es una posibilidad y como tal, se puede aceptar o descartar. Yo prefiero lo segundo porque estoy dispuesto a luchar, a poner de mi parte. Pero la Felicidad de tu Tribu no depende solamente de mí; todos tenemos nuestros Deberes. ¿Cuándo vas a asumir los tuyos?

A lo mejor dirás: ya los estoy asumiendo!!! Los he asumido toda la vida!!! ¿No es suficiente con el arriendo? ¿No es suficiente con el mercado? ¿No es suficiente con los servicios? ¿Acaso no me mato trabajando?

A lo cual yo te contesto: No padre, no es suficiente con eso. Además de suplir esas necesidades materiales –biológicas en nuestros términos- es urgente satisfacer las Necesidades Psicológicas de tu Tribu. ¿Sabes cuales son éstas? Sospecho que no lo tienes muy claro y por eso te comportas como te comportas.

Esto que te acabo de decir no es una mera especulación. Pruebas hay de sobra en tu  pasado y tu presente como para llegar a la conclusión que –aunque duela reconocerlo- has sido en muchas ocasiones una angustiante fuente de estrés para nosotros, los miembros de tu Tribu. Y de no ser por esos pequeños momentos de alegría que también nos has brindado y por la compasión que debemos practicar, ni siquiera te estaría escribiendo esta carta.

Mi querido padre, la Necesidad Psicológica que debes empezar a satisfacernos es la Tranquilidad. Necesitamos Vivir y Convivir tranquilos. ¿Te has preguntado que nos quita la Tranquilidad y por ende nos preocupa, nos angustia, nos llena de Malestar Afectivo? Si no eres consciente, yo te ayudo con esto: Tú falta de Autocontrol.

No estas gobernando tu vida!!! Tu barco esta a la deriva, estas a punto de naufragar. Te estas dejando dominar por tus impulsos. La ira y la agresividad se están apoderando de ti. Tu egoísmo y tu insensibilidad te están alejando de tu Tribu. Y a los 63 años no es un lujo que te puedas dar. ¿No captas eso padre? Estas sembrando indiferencia y si no tomas conciencia, cosecharas indiferencia.

Padre, prefiero la reflexión a la confrontación. Por eso te escribo esto. Tu Tribu te necesita. Pero te necesita bien. No necesita tu dinero. Necesita tu aprecio, tu cuidado, tu protección, tu apoyo, tu acompañamiento, tu orientación, tu guía, tu sabiduría. Estas a tiempo de despertar.

Quiero sentirme orgulloso de ti mi querido padre. Me ilusiona ser testigo de cómo te transformas en un guerrero que tiene como propósito hacer feliz a su Tribu Familiar, no simplemente regalarle una casa, lo material llega y se va; lo afectivo queda en el corazón. Llena nuestros corazones padre!!! Eso es lo que  hoy te pido.

¿Será mucho pedir?

Con Afecto,

Tu Hijo

Anuncios
Categorías: BIOGRAFIA, CARTAS A MI PADRE | Etiquetas: , , , , , | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “CARTAS A MI PADRE (# 1) ALIMENTA NUESTROS CORAZONES!!!

  1. Marco Gudiño Mejía

    Excelente:

    • Empezar por casa,
    • Reconocer los aciertos,
    • Solicitar lo que falta,
    • Demostrar optimismo, fortaleza, seguridad… en llevar este proyecto adelante. ¿Qué bien! Adelante

    Un saludo fraterno

    Marco Gudiño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: