BITACORA

 
 

UN DÍA ARMONIOSO: RECUERDOS DE LA CRONICA DE EL TIEMPO

Foto: Mauricio Moreno / El Tiempo

El viernes 3 de febrero fue uno de esos días armoniosos que dejan recuerdos positivos para alimentar el Optimismo. En la mañana la jornada de Formación urbana; en la tarde la crónica de Fabián (el periodista del Periódico El Tiempo) y por la noche, dimos los primeros pasos hacia la construcción de una sólida alianza con otra pareja de Trabajadores Talentosos.

De las cosas que más disfruto con mi actividad de Formación en los buses es la posibilidad de entrar en contacto con las personas y recorrer la ciudad. Bogotá es una ciudad habitada por personas que representan la diversidad cultural, social y económica del país. Es una metrópoli de más de 7 millones de habitantes que se puede atravesar de norte a sur y de oriente a occidente en rutas que le permiten a uno conocer este territorio lleno de contrastes, tan diverso como lo usuarios que a diario utiliza el servicio de transporte publico.

Nueve charlas ofrecí durante toda la jornada de Formación urbana. Nueve oportunidades para experimentar Flujo. Nueve acciones de Prevención y Sensibilización frente a la importancia de prestar atención a la Salud Afectiva. Nueve desafíos al miedo. Nueve actos de siembra. Nueve momentos para acumular horas de práctica. Y sobre todo, nueve confirmaciones de la certeza del camino elegido para darle sentido a mi vida.

Esa pasión con la que estoy llevando a cabo el ejercicio de los buses está empezando a ser notada. La Formación en este escenario va camino a ser reconocida como una verdadera innovación y llegará a ser identificada como el punto de partida de una inesperada revolución en la industria de la Psicología. La prueba de lo anterior es que en apenas una semana fui entrevistado por dos reconocidos medios de comunicación con cobertura nacional: RCN Radio y el Periódico El Tiempo. Sobre el primero ya hice una reseña de esa experiencia; ahora quiero dejar una evidencia acerca del segundo.

Con Fabián habíamos quedado de encontrarnos ese viernes a las 11am en las instalaciones del periódico, pero minutos antes de nuestra cita, y justo cuando me encontraba en plena acción  en un bus, recibí su llamada con el propósito de reprogramar nuestro encuentro para las tres de la tarde. Y en efecto, se llegó la hora de inmortalizar este acto de Formar en los buses.

Estando en la Av 68 con Av el Dorado abordamos la ruta 291 con destino al barrio Verbenal, me subí con Fabián y su reportero grafico. Debo reconocer que experimenté una sensación bastante agradable; un orgullo de los buenos, de esos que producen una inmensa satisfacción. Después de tantos meses cultivando este desafiante escenario anónimamente, ahí estaba yo, convencido por la potencia de nuestra Causa. Demostrándome a mi mismo que valía la pena la osadía, el atrevimiento de ejercer mi vocación en un lugar en el que difícilmente mis colegas incursionarían. Ejecutando un acto impregnado de una profunda carga simbólica que buscaba mostrar la manera de aprovechar un escenario tan humilde como un bus para Formar, para sembrar conciencia, para invitar a pensar sobre nuestro Que Hacer como parejas, como madres y padres, como trabajadores, en síntesis; como ciudadanos.

Mientras Fabián le preguntaba a los pasajeros que opinaban de ese acto y su reportero grafico retrataba la escena, yo seguía en mi charla, saboreando ese momento, disfrutando de la potente dosis de dopamina con la que me estaba recompensando mi cerebro, embriagado por la Alegría de estar haciendo lo que mas me gusta en la vida: FORMAR.

Después de unos 15 minutos terminé la charla, nos bajamos y durante 15 minutos más conversamos.  Le compartí a Fabián mas detalles de esta aventura; y a diferencia de la experiencia vivida en Nocturna RCN, esta vez si me sentí verdaderamente cómodo, en mi territorio, en mi salsa.

Luego de esta calida experiencia no me cabe duda alguna de la eficacia que tiene este acto de Formar en los Buses. Es una poderosa estrategia de promoción de la Salud Afectiva, tan necesaria y escasa  en una sociedad tan violenta como la nuestra. De modo que con más bríos continuaré llevando a cabo esta actividad; sueño con que un día no muy lejano, ya no sea sòlo yo, sino muchos colegas y Formadores Afectivos los que se sumen a la Causa, y no solo en Bogotá, sino a lo largo y ancho del país.

El día terminó con una reunión estratégica. Resulta que gracias a una conferencia ofrecida con la Mincha  a principios de este año en el colegio Villa Eliza de Suba, llamamos la atención de Tucidides. Él, junto con su esposa Paola están sacando adelante una empresa de Ecoturismo. Recuerdo que ese día con la Mincha estuvimos hablando sobre Desarrollo Afectivo ante un grupo de 80 profesores y ahí estaba Tucidides escuchando nuestro cuento sobre la Afectividad. Al terminar se nos acercó y nos comento sobre la posibilidad de llegar a hacer algo juntos. Dias después nos escribió solicitandonos una propuesta para trabajar “liderazgo” y “trabajo en equipo” en las empresas; dos temas que se pueden abordar perfectamente desde la Formación Afectiva, que combinado con la actividad que ellos manejan de capacitación a campo abierto, puede tener lugar la construcción de un solido concepto que amalgame nuestra alianza, muy seguramente aquí estaremos dando cuenta de la evolución de ésta.

Aquel viernes nos reunimos solo con Paola, pues Tucidides estaba atendiendo compromisos de su escuela de futbol. Sin embargo, fue un encuentro bastante productivo  que nos dejó la ilusión de poder construir conjuntamente una línea de trabajo que sume las fuerzas de ellos con las nuestras. La verdad, lo que màs nos llama la atención es trabajar con otra pareja de Trabajadores Talentosos, se ajusta perfectamente a nuestra filosofía.

¿Ahora ven por què dije al principio de este artículo que ese viernes 3 de febrero fue un día bastante armonioso? Porque estuvo lleno de Positividad, porque fue un día de puro cultivo, pero también de cosecha y así entendemos nuestro oficio; sembrar y recoger todo el tiempo, sin prisa pero sin pausa. Como sabiamente me enseño la Mincha.

Anuncios
Categorías: BITACORA, MEMORIAS DE LA COMUNIDAD | Etiquetas: , , , , , , , | 5 comentarios

UN DÍA EN LA VIDA DE UN FORMADOR AFECTIVO (Bitácora 4)

Barbara Fredrickson me enseñó que tardamos unos tres meses en aprehender un nuevo habito o hacer un cambio notable en nuestro estilo de vida.[1] Según esto me hacen falta 85 días para desarrollar el habito  de levantarme temprano, de empezar con el alba la lucha diaria en pro de la causa de la Formación Afectiva y con ella seguir alimentando la liberación progresiva del sistema.

Estoy haciendo un experimento sobre Positividad, con estas bitácoras pretendo retratar mi propia vida afectiva, reconstruirla día tras día para mostrarle a mi entorno cómo es la cotidianidad de un Formador Afectivo, de alguien que ha decidido entregar su existencia a una Causa.

Ayer en lugar de escribir la bitácora me dediqué a reflexionar sobre la infidelidad, tenía unas líneas acumuladas sobre el tema y cobraron vida para recordar y comunicar el mensaje de lo nocivo que es para la Salud Afectiva tener una amante, tarde casi dos horas escribiendo ese artículo y ahora caigo en cuenta que experimenté Flujo, no fue difícil el ejercicio, disfruté de la actividad, no sentí el paso del tiempo, ejercité la habilidad de escribir, de pensar; y tuve una retroalimentación inmediata: la satisfacción de haber escrito un nuevo artículo, de estar cumpliendo con el objetivo de producir intensamente en esta temporada. De modo que fue un momento de Positividad muy poderoso porque la producción intelectual requiere concentración, atención sostenida; la recompensa emocional es la alegría, el orgullo de obtener una nueva victoria contra la postergación y la pereza.

Ayer también se limaron las asperezas con la Mincha. Como toda pareja tenemos en ocasiones diferencias, nos tensionamos, nos exasperamos; no obstante, si para algo ha servido trabaja juntos en esta Causa de la Formación Afectiva, es para aprehender a solucionar adecuadamente nuestros conflictos.

Reflexionábamos con la Mincha sobre como los conflictos entre las parejas se acentúan debido a las diferencias de género, a la naturaleza BioPsicoSocial de hombres y mujeres; desconocer esta naturaleza es una de las razones por las que en muchos casos los conflictos de pareja son tan difíciles de resolver y lo triste es que cuando no se solucionan asertivamente, los conflictos se escalan y cada nueva diferencia va deteriorando el vínculo hasta un grado de desespero tal, que la separación se hace inevitable, se llega a un punto de no retorno.

La Mincha hacia énfasis en un hecho que quiero destacar: “no basta con conocer las diferencias de género, hay que comprehenderlas, interiorizarlas y actuar en consecuencia.” También es vital cultivar y desarrollar las habilidades afectivas necesarias para resolver constructivamente los conflictos. Quizá las dos más importantes: la asertividad la empatía.

Haber resuelto este reciente conflicto con la Mincha me devolvió la tranquilidad, tanto que dedique la tarde a divulgar  con entusiasmo en los Buses de esta ruidosa ciudad. ¿Sabes? Me siento inspirado, percibo e interpreto este acto de Formar en los Buses como una acción social, política, generacional. Como Sociedad estamos atrapados en un círculo vicioso de Violencia Intrafamiliar de una magnitud alarmante, motivo por el cual no se deben escatimar esfuerzos  para sensibilizar y Formar en todos los escenarios posibles; además he constatado que la mayoría de las personas son agradecidas y nos animan a seguir con la Causa, además de que nos apoyan con recursos, de hecho, muchos de los casos que hemos orientado han sido gracias a ese ejercicio. Por eso es que le tengo tanta Fe a este trabajo, porque satisface una necesidad humana, porque contribuye con la construcción de una mejora Sociedad. Además he acumulado cientos de horas hablando en público, destreza clave para divulgar este mensaje.

Después de la jornada de divulgación me esperaba otro momento de alegría. Esta vez proveniente de alguien que ya considero un amigo, una amistad en ciernes que cultivaremos asiduamente durante este año y ojalá el resto de la vida. Omar ha estado presente desde mis tiempo con El Altavoz, por allá en el 2007 (una aventura universitaria que me llevo a publicar un periódico estudiantil cuando estudiaba Derecho en la Católica). En varias ocasiones hemos intentado hacer algo y todo parece indicar que en esta oportunidad el camino se nos ha cruzado. Llegamos a un pequeño acuerdo, nosotros vamos abrirle un espacio en nuestros blogs para hacerle publicidad a su negocio y él nos ha patrocinado un paquete de folletos de los que distribuimos en los buses. Entiendo este acuerdo como una ayuda mutua y como la cuota inicial de otras futuras colaboraciones.

En conclusión, fue un día en el que cultivé Positividad en cinco de mis siete Escenarios de Interacción: en la mañana interactué con la Madre Naturaleza, Conmigo Mismo, después alimentamos la relación con la Mincha, luego me ejercite como Formador Afectivo en los Buses y al final del día estrechamos un lazo de amistad con Omar, una amistad basada en la reciprocidad.


[1] Barbara Fredrickson “Vida Positiva: Cómo superar las emociones negativas y prosperar” Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2009.

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , , , , , | 1 comentario
 
 

ESCRIBIR: DESDE EL CORAZÓN A LA RAZÓN (Bitácora # 3)

Desde que empecé a escribir en este blog, siempre he soñado con alimentarlo todos los días, pero hasta ahora se ha quedado solo en eso: en un sueño. Cuando despierto a la realidad me doy cuenta que para obtener algo no basta con desearlo, hay que lanzarse a construirlo.

Nunca he tomado un curso de escritura, sin embargo he llegado a una conclusión: se hace más ligero el proceso cuando se escribe desde el corazón, desde lo que se siente, desde lo que se vive, no se puede reflexionar adecuadamente tomando distancia de la propia experiencia vital. Será por eso que en los 4 años de edad que tiene este blog, no he podido cumplir mi sueño de alimentarlo diariamente, porque siempre he partido desde la Razón y muchas veces la Razón se bloquea, el corazón no la deja trabajar.

¿Qué bloquea la Razón? Pienso que los problemas que surgen a diario en el desempeño de cada uno de nuestros roles vitales (la familia, la pareja, el trabajo, los amigos, uno mismo), aunque también hay algo adicional: nos tragamos esos problemas, nos creemos invencibles y si no los exteriorizamos, éstos nos carcomen. Definitivamente a la mayoría de personas nos pesa mucho el qué dirán.

Ahora le estoy haciendo caso a mi intuición y ésta mi indica que para darle vida a este blog, debo cultivarlo a partir de mi propia experiencia vital; sin reservas, sin miedo. No tengo nada que perder, más allá de las cadenas biológicas y sociales que me atan.

El oficio que he creado para ganarme la vida me obliga a ser sincero. He construido una identidad, soy Formador Afectivo. Pero desde ahora debo advertir que no soy perfecto; a diario lucho contra mis propias incompetencias, de hecho creo que elegí este camino porque no me resigno a convivir pasivamente con lo peor de mi naturaleza, o con lo que me imponga el sistema; como ser humano siento que estoy obligado a mejorar, a ser un buen ejemplar de esta especie y de esta sociedad en la que me tocó vivir. Sin embargo, he comprendido que este viaje debe partir de mi Ser, de lo que Soy ahora; porque si lo planteo desde el Deber Ser inevitablemente me estrellaré contra el pesado muro de la incoherencia. Y esto sí que bloquea la Razón, salvo que uno quiera auto engañarse y nadar en un mar de mentiras.

Por eso ser Formador Afectivo no es una cuestión solamente de tener conocimientos o un diploma que lo acredite como tal. No se Forma únicamente a partir de un concepto, también se hace desde el ejemplo, desde la vida misma, reconociendo nuestras falencias y fortalezas, nuestra animalidad, pero también nuestra humanidad. Sin olvidar nunca que estamos entre humanos y no entre ángeles, que como bien lo señala mi maestro José Antonio Marinaestamos en una lucha constante por alejarnos de la selva.

Esta tercera bitácora que hoy les presento está permeada por un sinsabor vital en uno de mis Escenarios de Interacción, específicamente en el escenario Pareja.  La verdad es que en los últimos días he tenido algunas diferencias con la Mincha que me tienen un poco bajo de tono y como éste es un suceso que todavía está en desarrollo, no quiero adelantarme a nada, basta con dejar esta evidencia para que vean ustedes que tan cierto es eso de que “hasta los médicos también se mueren”.

Por otro lado, ayer lunes le gané nuevamente la batalla a la levantada. A las 6 de la mañana empezó la jornada. Eso me hizo sentir muy bien, es una pequeña victoria contra la pereza (ya vamos 2×0, espero mantenerla a raya para no dejarla reaccionar). Cerca de mi casa hay una montaña, se siente la naturaleza, sin lugar a dudas es relajante, ayuda a pensar, a encontrarse consigo mismo. La Salud Afectiva se ve favorecida cuando estamos en contacto con la hermosa naturaleza: siempre se escuchan los pájaros, se disfruta de la briza matutina, se presencia como va despertando el entorno. Esta fue la primera actividad del día y fue una nutritiva fuente de serenidad tranquilidad.

Luego vino el momento de la pasada en limpio de las bitácoras, ahí me sentí activo, dueño de mí mismo, contento por estar cumpliendo la rutina, por estar motivado intrínsecamente. Me alcanzó el tiempo hasta para transcribir una página de un libro fundamental para mi ideología política: se llama la Netocracia, está en inglés y fue escrito por un par de Suecos que al parecer tienen muy claro hacia va donde va la Democracia y Quiénes son, pero sobre todo Qué hacen las nuevas elites del poder, a quienes ellos le llaman los Netocratas. En su momento te compartiré esta valiosa información.

Ahí se fue la mañana, al medio día salí de casa en Soacha con rumbo a la ruidosa Bogotá, entusiasmado porque estaba viviendo un día acorde a lo planeado y eso me mantiene equilibrado. Durante el trayecto aproveché para leer unas cuantas páginas de “Vida Positiva”, el magnífico libro de Barbara Fredrickson, de hecho ya lo terminé y debo confesar que he quedado impresionado, muy pero muy contento con haberme encontrado con el concepto de la Positividad Desde ya estoy sintiendo su influencia, es más, este ejercicio de la bitácora es una puesta en práctica de sus enseñanzas. Ya te iré contando en detalle la potencia de este aporte científico a la Salud Afectiva de las personas. Por lo pronto déjame decirte que ya son tres los conceptos que iremos aplicando y desarrollando en el marco de la Formación Afectiva: 1) El Desarrollo Afectivo; 2) La Positividad; y 3) El Flujo.

La tarde se me fue en publicar las bitácoras, había contemplado solamente una hora para esta tarea, pero internet me atrapó. Qué fácil es distraerse en ese mundo, me puse a ver unos videos de las Conferencias Ted y ahí quedé. No perdí el tiempo pero dejé de hacer lo planeado y eso me genera ansiedad porque en estos momentos –como dirían las abuelas- “el palo no está pa cucharas” y no pude divulgar en los buses, lo cual quiere decir que fue un día en blanco en lo que al metálico respecta. Y eso, como es apenas natural, no deja de angustiar.

Y aquí es donde entra mi Padre. Verme con él me produce una sensación agridulce, emociones encontradas. Por un lado me alegra porque me gusta verlo, sentirlo, disfrutarlo, compartirme con él. Pero también me estresa porque no comprende lo que hago, porque para él yo debería buscarme un empleo; siente que me estoy desperdiciando, que perdí el tiempo estudiando psicología, y esa negatividad –aunque no lo quisiera- me afecta. Como me gustaría escuchar de sus labios unas palabras de aliento, me encantaría que me dijera: “Bien Andrés, si eso te hace feliz, síguelo haciendo, me enorgullece lo que haces”, pero no es así, a él sólo le preocupa verme corto de metálico, pero bueno, como dirían los talentosos de ChocQuibTown: “Eso es lo que hay”, como hijo y Formador Afectivo me corresponde comprehenderlo y seguir luchando para algún día mostrarle que no estoy tan loco.

¿O, si?

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , | 2 comentarios
 
 

EMPIEZA MI VERDADERA LUCHA (Bitácora 2)

Ayer domingo hice un descubrimiento personal. Comprehendí el por qué de esta bitácora y de las notas que registro en mis agendas. Es una forma de hacer un recuento de lo que va pasando en este proyecto de vida que he emprendido.

Hoy fue la primera vez en mucho tiempo (quizá en la vida) que no me costó levantarme, de hecho, tenia la certeza que lo iba lograr. A las 6am sonó el despertador y no tuve problema para ponerme en pie. Luego salí rumbo a la montaña a caminar, a buscar un lugar donde sentarme a meditar y a reconstruir el día anterior. Y aquí estoy, sentado en una piedra ancestral cumpliendo con la estructura que me he impuesto.

La bitácora de ayer la empecé con una relación a la técnica de la Reconstrucción del Día. Hoy lunes doy inicio formal a este ejercicio. Si hay alguien allá afuera que escuche este mensaje le agradezco que me envíe sus buenos deseos, eso es lo que más necesito en estos momentos: energía.

Ayer fue un Domingo de lectura. Prácticamente todo el día estuve entregado a la exploración de un texto vital: “Vida Positiva: como superar las emociones positivas y prosperar” de Barbara Fredrickson, una de los máximos exponentes de la nueva ciencia de la Psicologia Positiva (A ella llegué porque me la encontré en un Dossier sobre esta nueva ciencia publicado por “Papeles del Psicologo”, la revista del Colegio de Psicólogos de España) fue un banquete de 46 paginas que en parte es responsable de que esté aquí sentado en una montaña cerca de mi casa, encima de una piedra ancestral escribiendo estas líneas.

También fue un día copioso en la producción de notas: escribí 29. Además de la bitácora inaugural que me hizo experimentar un poderoso Eureka.

Muchas veces he intentando estructurar mis días de lucha, pero nunca había llegado hasta este punto. El hecho de que esté acá se corresponde con el cumplimiento de un nuevo intento. Ayer redacté un nuevo plan de trabajo diario y este espacio será testigo si lo cumplo o no. Ya empecé pero espero que no sea flor de un día, tal y como le ocurre a los que con tanto entusiasmo inician dietas alimenticias para bajar de peso y capitulan a los pocos días de batalla. Mi dieta es psicológica, busco liberarme de tantos malos hábitos y fortalecer los buenos para desarrollarme afectiva, cognitiva y expresivamente.

Este delicioso día domingo dedicado a la lectura y la reflexión lo acompañé con música. Escuché un viejo CD de los Red Hot Chilli Peppers, especialmente una canción que me serena y llena de energía: The Other Side, la escuche una y otra vez ¿Qué significará eso?

Hice algunas pausas para ver noticias, me llamó la atención una: de acuerdo con datos de Medicina Legal, en 2011 se suicidaron 1599 personas. Muy seguramente los dos principales motivos son los mismos problemas amorosos y económicos de siempre.

El día terminó con el especial de Pirry desde la India dedicado al Kama Sutra (me imagino que tuvo un alto rating). El mundo de la sexualidad es un mundo que en su momento exploraré con “profundidad”, me parece más determinante conocer con más detalle el mundo de la Afectividad Humana, creo que este es el que mas influye sobre las relaciones de pareja y por lo tanto es el punto de partida. Es decir, el disfrute de una relación sexual no es sólo una cuestión de posturas corporales sino de satisfacción afectiva. Ya tendremos tiempo de reflexionar al respecto.

Me acosté pensando en lo leído y con la ilusión de ganarle la batalla a la pereza, el que hoy haya escrito esta bitácora es una prueba personal de esta pequeña victoria, pero el día apenas comienza, mañana te contaré que paso el resto de la jornada.

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario
 
 

BITACORA DE UN FORMADOR AFECTIVO: EUREKA!!! (1)

“Se receptivo, abre tu mente y no pre-ocupes que tu cerebro hace el filtro”

Andrés Granada

La Reconstrucción del Día es una técnica desarrollada por el psicólogo y premio Nobel de Economía Daniel Kahneman. Dicha técnica que me  presentó Bárbara Fredrickson es la que voy a empezar a utilizar de hoy en adelante para llevar un detallado registro de mis actividades, al igual que el autotest de Positividad. Ambos instrumentos necesarios para estructurar mí día a día y enseñarle a los demás.

El viernes pasado tuve una jornada memorable en los buses.  Recuerdo especialmente los dos últimos turnos en los que di rienda suelta a poderosos discursos que se vieron reflejados en la atención del auditorio. Indudablemente experimenté Flujo y reafirme una vez más mi propósito vital.

Estoy muy impactado, conmovido y sobrecogido con el concepto de Positividad desarrollado por Bárbara Fredrickson[1], la razón es que le da un piso muy solido a nuestro trabajo, además que está ayudando a estructura mi vida de una forma impresionante, siento que estoy adquiriendo control sobre mi mente, mis pensamientos, mi conciencia. Esta autora me está reconciliando con el enfoque Cognitivo-Conductual, de modo que en su momento volveré a navegar por las aguas de Aron Beck, Albert Ellis y sus comentadores. Lo considero crucial para comprender que el rompecabezas queda completo: “Afectivo-Cognitivo-Conductual”.

Estoy experimentando un proceso de transformación, tomando conciencia de lo necesario que es mantener la mente en paz, tranquila, no cazar peleas, no enfrascarse en discusiones inútiles; de mantener la mente abierta, flexible. Estoy perdiendo la angustia, comprendiendo que en mis manos está mi destino. Por eso creo que  ha llegado la hora de empezar a volar. Es por eso que a partir de mañana (hoy 23 de enero) empieza mi viaje hacia la inmortalidad. Y Será una dura lucha contra enemigos muy poderosos como la pereza, el miedo al que dirán, la ansiedad…. Los combatiré dia a dia; cada jornada empezará a las 6 de la mañana y terminará a las 12 de la noche, con descanso pero sin tregua, como dice mi mincha “sin prisa pero sin pausa” y daré cuenta de esa lucha en estas paginas, reconstruiré lo que hice diariamente y lo narrare en publico, se lo contaré a quienes pasen por estas tierras, a quienes les llegue este mensaje. Lo reportare en el muro de Facebook, ahí daré testimonio de mi lucha diaria por mejorar, por desarrollarme afectivamente. Aquí esta la clave de este proyecto, comprender que es una causa Afectiva-Cognitiva-Conductual centrada en el Desarrollo Afectivo.

Tengo que aplicarme a mi mismo el remedio, probar en carne propia si esto funciona, experimentar los beneficios de la Formación AfectivaTengo que formarme a mi mismo para no caer en el abismo de la incoherencia.

Me pongo como sujeto de experimentación. Experimentaré con mi propia conciencia e iré narrando lo que va pasando con mi afectividad, mi pensamiento y como esto se va reflejando en mis acciones.

Si este experimento sale bien, eso quiere decir que creceré, que lograré superar mis incompetencias afectivas, saldré del circulo vicioso y entraré en un circulo virtuoso que me llevará a impactar positivamente en mi entorno. Esto tendrá que verse reflejado entonces en el desarrollo de habilidades afectivas que beneficien la relación conmigo mismo y con los demás.

Aquí no puedo dejar de pensar en la habilidad afectiva que más me ha costado adquirir y sobre todo la que más problemas me ha traído. Me refiero a la Autoadministración, específicamente la capacidad para manejar los recursos materiales. Entendiendo por recursos materiales el tiempo, el espacio, los artefactos y el dinero.

En el manejo del Tiempo casi que puedo decir que he sido un “desastre”. No solamente he dilatado mucho tiempo libre –durmiendo mas de lo necesario, por ejemplo-  sino que he tomado del tiempo de los demás, en otras palabras he desarrollado una impuntualidad crónica (de la cual hablaré con más detalle en otro momento). Valga decir que esta incompetencia es prima hermana de otra que también es perversa: la procastinación o postergación crónica de las tareas. Ambos hábitos negativos cansan la mente y terminan enfermándola, llenándola de caos.

Pero no todo ha sido tan malo, cuando digo que “casi he sido en desastre”….

(Abro un paréntesis)

Acabo de caer en cuenta que este ejercicio de la bitácora que ahora se me ocurre puede llamarse “Bitácora de un Formador Afectivo”, es justamente lo que puedo publicar diariamente, es parte del componente afectivo del modelo. Es la crónica, la memoria de esta aventura. Tuve que escribir 48 entradas en mi diario personal para comprehender el ejercicio!!!!!

Y esto no es todo, tuve que producir 1678 entradas en mi agenda de notas para comprehender que esas reflexiones también son para compartirlas, porque ahí esta el ADN del modelo de la Formación Afectiva, ahí dejo registrado lo que estoy sintiendo, pensando y haciendo. Ahí están las raíces de muchas ideas, sentimientos y acciones que después salen de mi mente para el mundo o al menos para mi mundo más cercano. Estas notas son las que puedo publicar en el muro de Facebook ¿Cómo no lo había pensado antes? Pues no lo había hecho por que no era el momento, porque mi cerebro hace sus propias conexiones, trabaja a su ritmo. En estos momentos estoy experimentando una sensación de Eureka, de claridad y debo confesarlo, de tranquilidad.

Ahora comprendo que toda la información que uno consume el cerebro la procesa y sale a la luz en el momento justo. Hace unas semanas leí un articulo sobre la creatividad y cómo se puede entrenar, y ahora que lo retomo encuentro la respuesta al por qué no había publicado antes las bitácoras y las notas.

Resulta que para entrenar la creatividad, entre otras acciones, es fundamental relativizar la importancia del juicio de los demás. Según los expertos en el tema, el juicio de los demás puede ser importante para pasar a la historia, pero para vivir diariamente sin presiones añadidas y sin condicionamientos superfluos, no tanto. Crear requiere de cierta libertad, al menos inicialmente, y si estamos constantemente preocupados por lo que pensarán otras personas, será difícil plantearse retos, proponer alternativas, investigar posibilidades.[2]

(Cierro paréntesis)

Por eso es que mi manejo del tiempo no ha sido del todo un desastre, porque desde que me salí del sendero  del empleo, me apropié de este recurso para invertirlo en largas y deliciosas jornadas de lectura y conversaciones con la Mincha. Además pude hacer el experimento de los buses, de los grupos de estudio en la Luis Angel Arango y de todo el Tiempo invertido en pensar la realidad.

De manera pues que en adelante pensaré en voz alta. Así que no se les haga extraño que me vayan a ver hasta en la sopa. Ahí estaré pintando el muro de Facebook con mis notas, alimentando este blog con mis bitácoras y con artículos afectivos, cognitivos y expresivos que den cuenta de mis pasiones y del amor que le profeso a la Formación Afectiva.  


[1] En el modelo de la Formación Afectiva, preferimos llamarle “Afectividad Positiva”.

[2] Maria Luisa Vecina Jiménez “Creatividad” Papeles del Psicologo, 2006. Vol. 27 pp. 31-39 http://www.cop.es/papeles

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.