CARTAS EL PRIMO

 
 

CARTAS AL PRIMO (# 2) ¿CUÁLES SON LAS NECESIDADES DE NUESTROS HIJOS?

ESTIMADO PRIMO:

El tiempo es efímero, vuela, nos pasa sin darnos cuenta. Ser conscientes de esto es clave primo, porque nos enseña que debemos aprovecharlo, gastárnoslo compartiéndonos con las personas que amamos, y nuestros hijos son una de esas personas. Precisamente hoy te quiero hablar de nuestros hijos. De esa nueva generación que no alcanzó a conocer nuestra matriarcal abuela.

Primo, el mundo en el que vivirán nuestros hijos será muy diferente al que vivieron nuestros abuelos, quienes después de toda una vida en el campo se trasladaron a la ciudad a vivir sus últimos años. Pero también será muy distinto del mundo que vivieron nuestros padres, quienes después de una primera infancia y temprana juventud en el campo, han vivido toda su adultez en la ciudad. Y allí nacimos, crecimos y vivimos nosotros, en la ciudad. De hecho, fuimos mas lejos, salimos de esa ciudad de origen y migramos, a una Megaciudad –como en mi caso- e incluso a otro país -como en el tuyo-. No obstante, el mundo en el que vivirán su adultez nuestros hijos, en el que envejecerán, será radicalmente diferente al nuestro.

La pregunta es: ¿Prepararon nuestros abuelos a nuestros padres para enfrentarse a ese mundo incierto de la ciudad? ¿Nos prepararon nuestros padres a nosotros? ¿Estamos nosotros preparando a nuestros hijos? ¿Sabes como se mide eso primo? Evaluando el desempeño que tengamos en los roles de la vida adulta. Muy sencillo pero es así. Y para hacer esa evaluación primo hay que tener mucho cuidado porque las apariencias engañan. De cara a la preparación de nuestros hijos debemos ver la realidad de nuestros abuelos y nuestros padres. No adornarla con recuerdos inexistentes. Ver sus vidas tal como fueron nos dará muchas luces frente a lo que debemos hacer, y sobre todo, de lo que no debemos hacer en nuestra tarea como padres, como Formadores de nuestros hijos.

Primo, para controlar el presente y construir el futuro es importante comprehender el pasado. ¿Tú sabes como fue la historia de nuestros abuelos? ¿Tú sabes como fue su desempeño como pareja? ¿Cómo padres? ¿Cómo trabajadores? Hagamos un poco de historia familiar y de sociología del emparejamiento.

Cuando nuestros abuelos se casaron, por allá en 1937, Colombia era un país mayoritariamente rural. Apia pertenecía al gran viejo Caldas y la iglesia católica estaba presente en la vida y obra de todos los parroquianos de estas tierras. El abuelo Arturo tenia 27 años y la abuela Tulia tiernos 20 añitos. Al casarse, el libreto estaba claro: Trabajarían la tierra, criarían a su numerosa familia y vivirían juntos hasta que la muerte los separara. Nuestros abuelos cumplieron con su destino. Labraron el campo, tuvieron 9 hijos y solo la muerte los separó el 24 de junio de 1992, día en que partió el abuelo a sus 82 años de vida. La abuela le sobrevivió 15 años más y murió el 21 de diciembre de 2007, días después de haber cumplido 90 años.

Nuestros abuelos duraron 55 años casados!!!. Hoy eso nos parece una proeza. ¿Pero sabes por qué ocurrió eso primo? Porque sus estructuras mentales estaban configuradas por unos afectos, creencias y prácticas inculcadas por la religión y reforzadas por la presión social de la época, en la que primaba la estabilidad sobre la felicidad (mi esposa escribió un artículo donde puedes aprender sobre este particular).

De los 9 hijos que tuvieron, hoy 8 están vivos. Arturito el mayor murió muy joven, parece que apenas tenia 19 años cuando falleció en extrañas circunstancias que en su momento averiguaré. El resto, hicieron sus vidas y por estos días están transitando por la denominada tercera edad. La menor, que es mi madre, ya casi llega al sexto piso.

En el campo, las reglas del juego del emparejamiento estaban muy claras. En la ciudad dichas reglas empezaron a cambiar y los hijos de nuestros abuelos lo padecieron. De esos 8 hijos que aún viven, 6 se separaron y 2 siguen casados. Que coincidencia, los tuyos y los míos. Solo tu sabes como ha sido la relación de tus padres, en cuanto a los mios… los mios… esa es otra historia que iré procesando. Solo te digo que mi pasión por la FORMACIÓN AFECTIVA tiene mucho que ver con la historia de mis padres. De hecho, hago lo que hago porque comprehendí a tiempo que debía romper el círculo vicioso.

Pero no nos desviemos del tema, ahora miremos la tercera generación. O sea los nietos de los abuelos. Nosotros. De los tres hijos que tuvo Olga, los tres se separaron. De los tres hijos que tuvo Oscar, los tres se separaron. De los cuatro hijos que tuvo Javier, tres están casados y uno desaparecido. De los dos hijos que tuvo Jorge, uno es soltero y la otra es doble madre soltera. La tía Chila no tuvo hijos. La tía Ofelia tuvo una hija y ésta también se separó. Tu tía Inés tuvo tres hijos; dos son triple madres solteras y yo que Vivo, Convivo y Supervivo con mi Mincha. Y por ultimo, el tío Gonzalo tuvo un hijo, que también se separó.

¿Qué tal el panorama? ¿Qué balance podemos hacer? Primo, ¿qué va ocurrir con las vidas de la siguiente generación? Estamos inmersos en una tendencia, en un círculo vicioso. ¿Te alcanzas a imaginar los Malestares Afectivos por los que han atravesado nuestros primos? Yo ya comprehendí la película, el siguiente eres tú, por eso estamos en este ejercicio.

Primo, no podemos añorar los tiempos de los abuelos. Fueron sus tiempos y debemos dejarlos atrás. Tampoco podemos repetir las historias de nuestros padres, fueron sus historias y las debemos superar. Ahora nuestra tarea es concentrarnos en el control de nuestro presente, la construcción de nuestro futuro, y una parte de nuestro futuro son nuestros hijos. Aquí va pues la Lección Formativa de esta carta:

“Nuestra felicidad o infelicidad, también depende de la felicidad e infelicidad de nuestros hijos”

Primo, te lo digo con toda seguridad, nuestros hijos serán felices si en su adultez eligen bien a sus parejas, forman a sus hijos y trabajan en lo que les apasiona. ¿Si mi hija es feliz, no lo hace eso feliz a uno? Si mi hija elige mal su pareja, si su relación es una fuente de sufrimiento, si no puede estar cerca a sus hijos, si no aprendió a “ganarse la vida” haciendo lo que le gusta, ¿no lo causa eso dolor a uno? En nuestras manos está cumplir con nuestra Deber.

De eso trata la segunda parte de esta carta, de mostrarte lo que está en nuestras manos para contribuir con la Felicidad de nuestros hijos.

Primo, nuestros abuelos y nuestros padres no sabían lo que hoy sabemos para ayudar a nuestros hijos a llevar una buena vida. Una vida que les proporcione una Felicidad Estable, y no unas meras alegrías efímeras. Por eso es que no tenemos excusa. Paradójicamente, el mejor regalo de nuestros antepasados es el espejo de sus vidas. Nos corresponde aprehender las lecciones. De manera que hay tenemos la sabiduría del pasado, mas el conocimiento del presente para aplicarlo en la construcción del futuro de nuestros hijos. Lo que nos corresponde entonces en esta tarea vital es satisfacer generosamente las necesidades de nuestros hijos.

A lo mejor te preguntes: ¿y bueno primo, cuales son esas necesidades?

En esta carta te los voy a mostrar, en las siguientes te las voy a explicar minuciosamente.

Primo, las necesidades de nuestros hijos son de tres tipos:

• Biológicas (básicas y complejas)

• Psicológicas (básicas y complejas)

• Socioantropologicas (básicas y complejas)

Necesidades Biológicas

Básicas

• Alimentos

• Techo

• Vestido

• Descanso

Complejas

• Sentido de Comunidad.

Primo, satisfacer estas necesidades favorece la Supervivencia de nuestros hijos.

Necesidades Psicológicas

Básicas

• Afectuosidad

• Juego

• Atención

• Habilidades Afectivas Básicas

Complejas

• Estructura (Que Hacer, Como Hacerlo y Porque Hacerlo en cada uno de sus roles vitales y acorde a su edad)

Primo, satisfacer estas necesidades favorece la Convivencia de nuestros hijos con el otro, con los grupos y consigo mismo.

Necesidades Socioantropologicas

Básicas

• Explorar, Identificar y Desarrollar su Talento.

Complejas

• Significado Vital

Hoy muy pocos padres satisfacen este tipo de necesidades Primo, las cuales favorecen la Trascendencia de nuestros hijos. La necesidad de dejar huella en nuestro paso por la Vida.

Primo, satisfacer estas necesidades Biológicas, Psicológicas y Socioantropologicas trae todos estos beneficios. No hacerlo, deja a nuestros hijos con carencias. Veamos cuales son estas:

Carencias Biológicas

• Desnutrición

• Vulnerabilidad a las enfermedades

• Pobre desarrollo de su cerebro

Carencias Psicológicas

• Carencias Afectivas (pobre autoestima, falta de autoconfianza, timidez, inseguridad) No aprende a sentir.

• Carencias Intelectuales (pobreza de instrumentos de conocimiento, de operaciones intelectuales) No aprende a pensar.

• Carencias expresivas o comportamentales (falta de autogobierno, automotivacion, dificultades de interaccion con el otro y los otros) No aprende a actuar.

Carencias Socioantropologicas

• Carecer de un sentido vital, de un propósito existencial, lleva al individuo a no verle sentido a su vida. Y esto es el pasaporte a una existencia autodestructiva, al suicidio.

Primo, las carencias llevadas al extremo producen psicopatologías. La falta de Comunidad por ejemplo produce soledad, la falta de Estructura puede sumir a la persona en la depresión, y la falta de Significado puede llevar el individuo al suicidio.

Termino esta carta Primo con una cita del libro que empezó a transformar mi vida. Un libro escrito por mi maestro y mentor Miguel De Zubiría. En la “afectividad humana”, el maestro señala:

“Sobre este particular Frederick Goodwin, director del Instituto Nacional de Salud Mental en Estados Unidos, puntualiza: ha habido una tremenda erosión del núcleo familiar: se ha duplicado el índice de divorcios, ha disminuido el tiempo que los padres dedican a los niños, y ha habido un incremento de la movilidad de las familias. Los niños crecen sin conocer a su familia más extendida. La perdida de estas fuentes estables de autoidentificación implican una gran susceptibilidad ante la depresión.” Con nefastas secuelas sobre los esposos fracasados –siete de cada diez-, y peores consecuencias sobre los niños dejados a su suerte en plena edad de crecimiento afectivo, intelectual y expresivo. Preocupa el futuro por venir a los niños, la generación de relevo, la generación sin padre, con madres parciales, sin hermanitos, sin tíos ni primos funcionales.”

Ese es el circulo vicioso que debemos romper Primo, por eso espero que te mantengas firme en este ejercicio. Los descendientes de Tulia y Arturo lo necesitan. Tu hija lo necesita. Pero como bien lo dice mi esposa: la mejor manera de ayudar a los demás es ayudándonos a nosotros mismos. Ser modelos Primo. Esa es la tarea.

Con renovado afecto,

Tu primo Andrés.

Categorías: CARTAS EL PRIMO | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

CARTAS AL PRIMO (# 1) –APRENDE DE LA EXPERIENCIA-

ESTIMADO PRIMO:

Dice mi socia, amante y compañera que detrás de toda dificultad siempre hay una oportunidad. Y le creo porque ella sabe lo que dice, así como sabe lo que siente y sobre todo, sabe lo que hace.

Primo, esta es la primera, ojalá de una larga serie de cartas que escribiré para ti. Son Lecciones Formativas, reflexiones sobre la vida, pautas para aprender a VivirConvivir y Supervivir.

Te hablaré a partir de mi propia experiencia vital. Te compartiré las enseñanzas que he venido acumulando en cada uno de los papeles de mi vida. ¿Te acuerdas cuando te conté que la Vida es una obra de teatro? Pues bien, nos lanzan al mundo a interpretar unos Roles sin ni siquiera conocer los libretos. De hecho, la gran mayoría de personas salen de la obra de la Vida sin haber tenido la oportunidad de escribir ellos mismos el guion de su historia.

En esta obra llamada Vida, a lo largo de nuestra existencia –desde que nacemos y hasta que  morimos- desempeñamos unos papeles. Y aquí va la primera enseñanza Primo:

“Nuestra Felicidad o Infelicidad depende del desempeño que tengamos en cada uno de los roles de la Vida”

En la adultez, quizá, el Rol más determinante de nuestra tranquilidad y por ende de nuestra Felicidad es el de Pareja. Por eso es tan importante comprenderlo. Y hacerlo implica, en primer lugar, cultivar y desarrollar las Habilidades Afectivas necesarias para Construir ese vinculo, para lograr que sea una fuente de Bien-estar, un nutritivo Alimento Afectivo; y de paso, evitar que por nuestra incompetencia, se convierta nuestra pareja en una mina de problemas, en un foco de Mal-estar, en un indigesto plato que ya no podamos soportar.

En segundo lugar, la comprensión de este Rol también implica conocer y entender los mecanismos Biológicos, Psicológicos y Socioantropologicos que influencian el fenómeno del emparejamiento. ¿Ladrilludo esto Primo? En colombiano eso quiere decir ser conscientes de las fuerzas (genes y memes) que nos impulsan a actuar de una forma instintiva, egoísta, sin compasión ni empatía, sin consideración frente al dolor y el sufrimiento del otro. Ser conscientes es el primer paso Primo, el segundo es tomar el control, dominar esas fuerzas. Gobernar nuestra Vida. Ser el timonel de nuestro barco.

Y aquí es donde entra la tercera acción que debes llevar a cabo para comprender las reglas de juego en el Mundo de la ParejaPRACTICAR. Aprovechar cada oportunidad que te de la Vida para poner en practica lo aprendido y esto incluye enseñarle a los demás.

Cumplir juiciosamente con estas 3 tareas es lo que te va a permitir tener un óptimo desempeño en tu Rol de Pareja. Recuérdalo, debes cultivar y desarrollar Habilidades Afectivas; conocer y entender los mecanismos BioPsicoSocioAntropologicos del emparejamiento y lo más importante, debes practicar con tu propia Vida y estar atento a las historias de pareja de quienes te rodean.

Llegará un día en el que cuando menos pienses, las personas te buscarán para pedirte Orientación, para que los Formes, para que hagas lo mismo que ahora empiezo a hacer contigo. Así funciona la Vida Primo. Hoy aprendo, mañana enseño, y de esta forma sigo aprendiendo, hasta el fin de mis días.

Te doy pues una calurosa bienvenida a nuestro mundo. Aquí trabajamos todos los días en pro de una Causa: Formar personas Talentosas en el arte de Vivir, Convivir y Supervivir.

Querido primo, ahora nuestro vínculo deja de ser meramente Biológico, sanguíneo. Y empieza a ser Psicológico, es decir, nuestra relación se alimentará cada día para que se convierta en una deliciosa fuente de Felicidad; porque tu Bienestar y Desarrollo será nuestra alegría, le dará sentido a nuestra Causa. Y si se fortalece nuestra relación, llegará algún día a ser un vinculo Sociológico, esto es, emprenderemos proyectos vitales que le aportaran a la sociedad y seremos ejemplos dignos de emular.

Con renovado Afecto,

Andrés.

Categorías: CARTAS EL PRIMO | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.