REFLEXIONES

 
 

¡ALTO AHÍ!

¡ALTO AHÍ!

 

¿Hacia dónde voy? ¿Qué quiero en la vida? ¿Lo que hago contribuye con el logro de mis objetivos? ¿Lo que hago contribuye con el desarrollo de mi talento? ¿Qué puedo hacer para mejorar el desempeño en mis diferentes roles? ¿Trabajo en lo que me apasiona o en lo que me toca? ¿Contribuye mi trabajo con la conquista de mi Autonomìa? ¿Cómo puedo construir un proyecto vital que le de trascendencia a mi existir?

Qué piensas de lo anterior… Intentaste resolver alguna pregunta… Inténtalo.  Mira que cuando decidí hacer un alto en el camino para despejar las anteriores incógnitas, hallé  respuestas que se adaptaban a mis circunstancias vitales, conceptuales y de trabajo. Inténtalo. Podrías encontrar respuestas que se adapten a tus circunstancias particulares.

Te voy a contextualizar. Mis Circunstancias Vitales están relacionadas con el nacimiento de mis hijos Orianna de tres años y Dante de nueve meses, y con la relación de pareja que he construido durante seis años con mi esposo Andrés.

Como es apenas normal, tener un hijo es un acontecimiento que en la vida de cualquier mujer interesada en tener un óptimo desempeño en su rol de madre, la obliga  a replantear afectos, prioridades, deberes, prácticas, estrategias, reglas, normas y un extenso etcétera. Esta experiencia a mi particularmente, me obligó a hacer un alto en el camino para reflexionar acerca del tipo de crianza que debía aplicar; de las razones por las cuales no pienso enviarlos a la escuela; de la forma en que voy a participar activa y conscientemente en su desarrollo mental, es decir, en su desarrollo afectivo (enseñarles a interactuar adecuadamente  en cada uno de sus Escenarios de Interacción ), en su desarrollo cognitivo (enseñarles habilidades cognitivas: leer, escribir y pensar), y en su desarrollo expresivo (explorar, identificar y desarrollar su Talento).

Por fortuna, en esta tarea no he estado sola, Andrés ha trabajado a mi lado en este complejo y fascinante oficio de la crianza, así como en la construcción de nuestra relación. A propósito, elaborar el vínculo de pareja ha requerido arte ciencia y trabajo, como bien nos lo ha enseñado la Psicología Afectiva. También ha sido necesario hacer varios altos en el camino para tomar consciencia de las Habilidades Afectivas Intrapersonales e Interpersonales, que puestas en práctica permiten que una relación trascienda. A decir verdad, no hemos estado exentos de los conflictos inherentes a cualquier relación interpersonal.

Lo importante, es que aprendimos a desconflictuar y a aplicar lo que predicamos en las Orientaciones Afectivas de Pareja que hacemos; entre otras cosas, nos hemos dedicado a compartirnos para poder conocernos cada vez mejor, y esto, ha favorecido el incremento del aprecio mutuo, tanto como el deseo de continuar construyendo y Trabajando Juntos.

Trabajar Juntos. Esto es lo que hemos venido haciendo, trabajamos juntos en la crianza de nuestros hijos, en la construcción de nuestra relación y en la consecución de  los Recursos Personales. Gracias a que aprendimos a negociar argumentando nuestras diferencias, ahora somos un equipo. Estamos desarrollando un concepto a partir de nuestra Experiencia Vital: como Pareja Formativa que práctica una Crianza Formativa y a diario se ejercitan como Trabajadores Talentosos. Más específicamente, trabajamos como Formadores Afectivos.  Este trabajo nos permitió fusionar nuestros afectos, roles, creencias, conocimientos, habilidades y demás, para trabajar en lo que nos apasiona, en lo que nos permite generar permanentes estados de Flujo y disfrute, trabajar para nosotros y por los demás, no para otros; trabajar por conquistar nuestra Autonomía. Como te habrás podido dar cuenta, lo anterior resume mis circunstancias conceptuales y de trabajo.

En definitiva, hay circunstancias existenciales que requieren detenerse a pensar, sentir, vivir conscientemente la realidad, en lugar de evadirla. Esto hace la diferencia entre vivir una vida de aflicción y una vida de satisfacción. Eso es todo por ahora amable lector, sólo me resta decirte: ¡ALTO AHÍ!

Anuncios
Categorías: BIOGRAFIA, COMUNIDAD FORMATIVA EL TALLER, CRIANZA FORMATIVA, DESARROLLO AFECTIVO, EL MUNDO DE LA PAREJA, REFLEXIONES | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | 1 comentario
 
 

LAS TAREAS DE LA EXISTENCIA

La vida tiene una misión para cada uno de nosotros, nuestra tarea es comprehenderla y empezar el proceso de transformación.

De acuerdo con la práctica del Zen, la transformación consiste en producir lo que la vida desea producir a través de nosotros. En este mismo orden de ideas, para avanzar por el camino de la transformación hay que ser un guerrero impecable, lo que no equivale a ser un guerrero perfecto, lo importante es hacer siempre lo mejor que podamos y trabajar con cuidado cosa por cosa.[1]

De manera que la primera tarea de nuestra existencia consciente es comprehender esa misión señalada por la vida.

La segunda tarea es empezar a recorrer ese camino de transformación y mantenernos constantes.

La tercera tarea es llevar una vida ejemplar, que sirvamos de modelo vital a nuestros hijos, familiares, amigos y demás personas en general.

La cuarta tarea es contribuir a que más personas puedan comprehender la misión que les tiene deparada la vida.

Estas son las tareas de la existencia de las cuales hoy soy consciente, seguramente hay más, pero por ahora, estas son las que comprendo y practico.


[1] Charlotte Joko Beck “La Vida tal como es: enseñanzas sobre Zen” editorial norma, 2008

Categorías: REFLEXIONES | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.