Publicaciones etiquetadas con: periodico el tiempo

 
 

UN DÍA ARMONIOSO: RECUERDOS DE LA CRONICA DE EL TIEMPO

Foto: Mauricio Moreno / El Tiempo

El viernes 3 de febrero fue uno de esos días armoniosos que dejan recuerdos positivos para alimentar el Optimismo. En la mañana la jornada de Formación urbana; en la tarde la crónica de Fabián (el periodista del Periódico El Tiempo) y por la noche, dimos los primeros pasos hacia la construcción de una sólida alianza con otra pareja de Trabajadores Talentosos.

De las cosas que más disfruto con mi actividad de Formación en los buses es la posibilidad de entrar en contacto con las personas y recorrer la ciudad. Bogotá es una ciudad habitada por personas que representan la diversidad cultural, social y económica del país. Es una metrópoli de más de 7 millones de habitantes que se puede atravesar de norte a sur y de oriente a occidente en rutas que le permiten a uno conocer este territorio lleno de contrastes, tan diverso como lo usuarios que a diario utiliza el servicio de transporte publico.

Nueve charlas ofrecí durante toda la jornada de Formación urbana. Nueve oportunidades para experimentar Flujo. Nueve acciones de Prevención y Sensibilización frente a la importancia de prestar atención a la Salud Afectiva. Nueve desafíos al miedo. Nueve actos de siembra. Nueve momentos para acumular horas de práctica. Y sobre todo, nueve confirmaciones de la certeza del camino elegido para darle sentido a mi vida.

Esa pasión con la que estoy llevando a cabo el ejercicio de los buses está empezando a ser notada. La Formación en este escenario va camino a ser reconocida como una verdadera innovación y llegará a ser identificada como el punto de partida de una inesperada revolución en la industria de la Psicología. La prueba de lo anterior es que en apenas una semana fui entrevistado por dos reconocidos medios de comunicación con cobertura nacional: RCN Radio y el Periódico El Tiempo. Sobre el primero ya hice una reseña de esa experiencia; ahora quiero dejar una evidencia acerca del segundo.

Con Fabián habíamos quedado de encontrarnos ese viernes a las 11am en las instalaciones del periódico, pero minutos antes de nuestra cita, y justo cuando me encontraba en plena acción  en un bus, recibí su llamada con el propósito de reprogramar nuestro encuentro para las tres de la tarde. Y en efecto, se llegó la hora de inmortalizar este acto de Formar en los buses.

Estando en la Av 68 con Av el Dorado abordamos la ruta 291 con destino al barrio Verbenal, me subí con Fabián y su reportero grafico. Debo reconocer que experimenté una sensación bastante agradable; un orgullo de los buenos, de esos que producen una inmensa satisfacción. Después de tantos meses cultivando este desafiante escenario anónimamente, ahí estaba yo, convencido por la potencia de nuestra Causa. Demostrándome a mi mismo que valía la pena la osadía, el atrevimiento de ejercer mi vocación en un lugar en el que difícilmente mis colegas incursionarían. Ejecutando un acto impregnado de una profunda carga simbólica que buscaba mostrar la manera de aprovechar un escenario tan humilde como un bus para Formar, para sembrar conciencia, para invitar a pensar sobre nuestro Que Hacer como parejas, como madres y padres, como trabajadores, en síntesis; como ciudadanos.

Mientras Fabián le preguntaba a los pasajeros que opinaban de ese acto y su reportero grafico retrataba la escena, yo seguía en mi charla, saboreando ese momento, disfrutando de la potente dosis de dopamina con la que me estaba recompensando mi cerebro, embriagado por la Alegría de estar haciendo lo que mas me gusta en la vida: FORMAR.

Después de unos 15 minutos terminé la charla, nos bajamos y durante 15 minutos más conversamos.  Le compartí a Fabián mas detalles de esta aventura; y a diferencia de la experiencia vivida en Nocturna RCN, esta vez si me sentí verdaderamente cómodo, en mi territorio, en mi salsa.

Luego de esta calida experiencia no me cabe duda alguna de la eficacia que tiene este acto de Formar en los Buses. Es una poderosa estrategia de promoción de la Salud Afectiva, tan necesaria y escasa  en una sociedad tan violenta como la nuestra. De modo que con más bríos continuaré llevando a cabo esta actividad; sueño con que un día no muy lejano, ya no sea sòlo yo, sino muchos colegas y Formadores Afectivos los que se sumen a la Causa, y no solo en Bogotá, sino a lo largo y ancho del país.

El día terminó con una reunión estratégica. Resulta que gracias a una conferencia ofrecida con la Mincha  a principios de este año en el colegio Villa Eliza de Suba, llamamos la atención de Tucidides. Él, junto con su esposa Paola están sacando adelante una empresa de Ecoturismo. Recuerdo que ese día con la Mincha estuvimos hablando sobre Desarrollo Afectivo ante un grupo de 80 profesores y ahí estaba Tucidides escuchando nuestro cuento sobre la Afectividad. Al terminar se nos acercó y nos comento sobre la posibilidad de llegar a hacer algo juntos. Dias después nos escribió solicitandonos una propuesta para trabajar “liderazgo” y “trabajo en equipo” en las empresas; dos temas que se pueden abordar perfectamente desde la Formación Afectiva, que combinado con la actividad que ellos manejan de capacitación a campo abierto, puede tener lugar la construcción de un solido concepto que amalgame nuestra alianza, muy seguramente aquí estaremos dando cuenta de la evolución de ésta.

Aquel viernes nos reunimos solo con Paola, pues Tucidides estaba atendiendo compromisos de su escuela de futbol. Sin embargo, fue un encuentro bastante productivo  que nos dejó la ilusión de poder construir conjuntamente una línea de trabajo que sume las fuerzas de ellos con las nuestras. La verdad, lo que màs nos llama la atención es trabajar con otra pareja de Trabajadores Talentosos, se ajusta perfectamente a nuestra filosofía.

¿Ahora ven por què dije al principio de este artículo que ese viernes 3 de febrero fue un día bastante armonioso? Porque estuvo lleno de Positividad, porque fue un día de puro cultivo, pero también de cosecha y así entendemos nuestro oficio; sembrar y recoger todo el tiempo, sin prisa pero sin pausa. Como sabiamente me enseño la Mincha.

Anuncios
Categorías: BITACORA, MEMORIAS DE LA COMUNIDAD | Etiquetas: , , , , , , , | 5 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.