Publicaciones etiquetadas con: psicologia positiva

 
 

APREHENDER A VIVIR FELIZ

¿Puede el Proyecto Vital de un individuo –Vivir Feliz-, trascender su propia individualidad y convertirse en el proyecto vital de una pareja, una familia, una comunidad y una sociedad? Estoy convencido que si. Es totalmente posible que una apuesta individual trascienda y se convierta en un proyecto colectivo.

Cualquier individuo puede aspirar a Vivir Feliz, pero ha de saber que el aprehendizaje será arduo, muchos serán los obstáculos que tendrá que sortear. Se verá desafiado a vencer sus propios miedos, dudas, angustias. Pero también tendrá que doblegar sus condicionamientos genéticos; su propensión al mínimo esfuerzo, a la pereza, a relajarse cuando ya tiene satisfecha sus necesidades biológicas o a movilizarse solo cuando se ve amenazada su supervivencia.

Pero no solamente contra sus condicionamientos biológicos deberá luchar, también le esperan encarnizadas batallas contra otros condicionamientos, ya no genéticos sino culturales (memeticos diría Richard Dawkins). Se me viene a la mente el miedo al que dirán, el temor al rechazo, la necesidad de ser aceptados, la resistencia a la critica, el pánico a salirse del camino más transitado, la angustia por ir contra la corriente, la presión a adaptarse a los parámetros sociales.

Las fuerzas genéticas y memeticas que enfrenta quien decide aprehender a Vivir Feliz son tremendamente poderosas, esa es la mala noticia, la buena es que no son invencibles. Muchos hombres y mujeres a lo largo de la historia de la humanidad han ganado la batalla, han llegado a un punto del camino en el que empiezan a experimentar esa luchada Felicidad; y cuando eso ha ocurrido, la misma historia nos muestra también que su gesta empieza a influenciar en su entorno y entre más consistente y coherente es, más lejos va llegando su ejemplo vital, más ilumina el brillo de su Felicidad.

¿Pero que significa Vivir Feliz hoy en pleno siglo XXI? Responder esta pregunta es lo que guía mi propio Proyecto Vital. Comprendo que la respuesta a este interrogante no es solamente intelectual. ¿Qué se gana uno con devorar tratados sobre la Felicidad si esto no se ve reflejado en la vida que se vive? Indagar por la Felicidad necesariamente tiene que afectar la existencia de quien pregunta.

Tengo claro que la Felicidad –esto lo aprendí de mi maestro Miguel De Zubiria– está relacionada con la calidad de los vínculos que establezca. También tengo claro que esas relaciones se pueden cultivar en ocho escenarios –esto lo descubrí con mi Mincha-. El primero de esos escenarios es la relación que tengo Conmigo Mismo. El segundo con mi Pareja. El tercero con mi Neofamilia y con mi Familia de Origen. El cuarto con mi Trabajo. El quinto con mis Amigos. El sexto con los grupos en los que participo. El séptimo con la Sociedad. Y el octavo con la Naturaleza misma.

Tengo muy claro que estos vínculos pueden ser manantiales de Felicidad, pero también minas de infelicidad para mi vida, de mi depende. La diferencia entre uno y otro está en lo que con mi esposa hemos denominado las Habilidades Psicológicas. Estas habilidades me permiten estrechar y fortalecer el vínculo con cada uno de mis Escenarios de Interacción.

Además del conocimiento sobre lo que es la Felicidad, y la puesta en practica en mi vida de dicho conocimiento, el tercer elemento para Vivir Feliz es enseñar, compartir lo que se ha aprehendido y lo que se aprehende día a día. La enseñanza, vital y teorica, es lo que le da sentido a mi vida.

Aprehender a Vivir Feliz y compartir con los demás esas enseñanzas es todo un proyecto de vida. He tomado plena conciencia de que ésta es la misión de mi vida, mi propósito existencial. Cuando escapé de casa a los 12 años, inconscientemente emprendí ese viaje hacia la Felicidad, hoy, casi 20 años después, siento que estoy cerca de ese punto del camino de la vida en el que como bien lo señala Eduardo Punset“lo único verdaderamente importante es que la felicidad es la ausencia de miedo”[1], en otras palabras, se sabe que se ha empezado a Vivir Feliz cuando se ha perdido el miedo. A este punto quiero llegar, ya se cómo hacerlo, sólo me resta practicar, y esa practica es con mi propia vida y Formando a los demás.


[1] Eduardo Punset “El Viaje a la Felicidad: las nuevas claves científicas” Ediciones Destino. Barcelona 2005

Anuncios
Categorías: FELICIDAD | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

¿PREOCUPARNOS U OCUPARNOS?

¿Por qué nos preocupamos? ¿Qué es lo que nos quita el sueño? ¿Qué es lo que se apodera de nuestra mente y nos pone a pensar? He llegado a la conclusión que preocuparse es perjudicial para la salud, lo  más sano es ocuparse.

La preocupación es prima-hermana de la inquietud. Cuando un “problema” te da vueltas en la cabeza te llenas de ansiedad, te pones inquieto, no hallas que hacer; y esto puede resultar bastante peligroso, porque si te descuidas, corres el riesgo de quedar atrapado en un Circulo Vicioso. Las preocupaciones te llevan a tener pensamientos negativos, éstos, a experimentar emociones negativas, y la mezcla de ambos necesariamente repercute sobre nuestro comportamiento. Inevitablemente nuestras acciones son más erradas, nuestro desempeño en nuestros Roles Vitales se afecta y llega la baja en la Autoestima, se apodera de ti el estrés, empieza el cortisol a hacer estragos en tu sistema inmunológico y así sucesivamente. Atrapados y con la angustiosa sensación de hallarse en un callejón sin salida.

Quizá, de los Escenarios de Interacción, el que más puede llegar a preocuparnos es el Trabajo. Este escenario exige  el despliegue de Habilidades Psicológicas que de no tenerlas cultivadas puede traernos serias complicaciones en la vida. Pienso en estos momentos por ejemplo en el Autogobierno. Según lo relata un experto en estos temas: “en el trabajo, la demostración máxima de responsabilidad personal puede ser tomar el mando de nuestro propio estado de animo. El humor ejerce una atracción poderosa sobre el pensamiento, la memoria y la percepción. Cuando estamos enojados recordamos con más facilidad los incidentes que apoyan nuestra ira, los pensamientos se concentran en el objeto de nuestro enojo y la irritabilidad altera de tal modo nuestra visión del mundo que un comentario benigno puede parecernos hostil. Resistirse a esta despótica cualidad del humor es esencial para trabajar productivamente.”[1]

Tomar el mando sobre nuestro estado de ánimo significa Autodominarse. Y otro ejemplo habitual es el manejo del tiempo: “para respetar un horario cotidiano se requiere Autodominio, así sólo sea para resistir las demandas que parecen urgentes -aunque en realidad son triviales- o la carnada de los placeres y las distracciones que nos hacen perder tiempo.”[2]

Y esa perdida de tiempo, mas el sucumbir a los embates de la ira, es lo que nos va desgastando psicológicamente, hasta llevarnos a la preocupación crónica. Este tipo de preocupación se manifiesta como una sensación de impotencia, la cual “con respecto a las presiones laborales es perniciosa por si sola. Entre empleados y pequeños comerciantes, los que tienen una fuerte sensación de manejar lo que les sucede en la vida tienden a enojarse, deprimirse o agitarse menos cuando se enfrentan a conflictos y tensiones en el trabajo, pero quienes se sienten faltos de control son más propensos a inquietarse y hasta renunciar.”[3]

El Escenario Trabajo puede ser una fuente de mucha satisfacción en nuestra vida. Sin embargo, cuando se nos sale de las manos la preocupación que entraña el sentir que no estamos siendo productivos o que estamos teniendo muchas dificultades con las personas que interactuamos en este escenario, puede incluso llegar a enfermarnos. Sobre este particular, se ha encontrado que tener dificultades con un superior causa el estrés suficiente para disminuir la resistencia inmunológica. De hecho, en los vínculos anatómicos recientemente descubiertos entre el cerebro y el cuerpo, que conectan el estado mental con la salud física; los centros emocionales desempeñan el papel crítico, pues tienen la red más rica en conexiones con el sistema inmunológico y el cardiovascular. Estos vínculos biológicos explican por qué los sentimientos inquietantes (tristeza, frustración, enojo, tensión, ansiedad intensa) duplican el riesgo de que un cardiaco pueda experimentar una peligrosa disminución del flujo de sangre al corazón a pocas horas de haber experimentado esos sentimientos. Estas disminuciones pueden, en ocasiones, provocar un ataque cardiaco.[4]

Ante este gris panorama la realidad es una sola y está muy clara. Para salir de ese dañoso Circulo Vicioso de la preocupación, debemos, o más bien, tenemos que dejar de pre-ocuparnos y en su lugar, OCUPARNOS en la solución de esas inquietudes que no nos dejan estar tranquilos. Desde la Formación Afectiva, dicha solución pasa por el cultivo y practica de Habilidades Psicológicas que nos ayudan a ingresar en un Circulo Virtuoso de una mayor Productividad Personal y un manejo adecuado de nuestros estados de ánimo.

Así las cosas, lo primero que debemos hacer es ejercitarnos en el habito de ser conscientes de nuestras emociones. Incluso, “el solo hecho de traer a la conciencia los sentimientos ocultos puede tener efectos saludables”[5]. Una Habilidad Psicológica como el Autoconocimiento “resulta ser una habilidad clave para manejar el estrés. Cuanto mejor podamos monitorear nuestras alteraciones emocionales, mas rápido nos recuperaremos de la inquietud.”[6]

Las personas mas hábiles para manejar la inquietud –y por ende la preocupación- suelen utilizar alguna técnica a la que recurren cuando es necesario. Ya sea un largo baño, un rato de ejercicio físico o una sesión de yoga.[7] En mi caso personal es escribir. He tomado conciencia que escribir me relaja, me hace sentir que he aprovechado el tiempo, que he sido productivo y cuando experimento esto, las demás actividades las llevo a cabo con mayor tranquilidad y efectividad. Como Formar en los buses por ejemplo.

Contar con uno de esos métodos de relajación no nos salvará de sentirnos nerviosos e inquietos de vez en cuando. Pero la practica cotidiana regular parece reacomodar el punto de activación de la amígdala, haciéndola menos fácil de provocar. Este ejercicio de reacomodamiento neural nos brinda la capacidad de recobrarnos con mas celeridad de los asaltos de la amígdala, además de tornarnos menos propensos a ellos. El resultado neto es que somos menos susceptibles a la inquietud – y por lo tanto a la preocupación- y sus ataques son más breves.[8]

En conclusión, ser hábil psicológicamente es pre-ocuparse menos y ocuparse mas. ¿No crees? Te dejo un abrazo y si quieres aprehender Habilidades Psicológicas, aquí nos puedes encontrar. Hemos dedicado el 100% de nuestras vidas a su estudio, cultivo y desarrollo, de modo que con mucho gusto te podemos compartir lo que hemos aprehendido.

Montañas de Soacha, 2:30pm


[1] Daniel Goleman “La Inteligencia Emocional en la Empresa” Editorial Vergara. Buenos Aires, 2000, pag 113.
[2] Ibid pag 112
[3] Ibid pag 114
[4] Ibid pag 115
[5] Ibid
[6] Ibid pag 116
[7] Ibid
[8] Ibid
Categorías: HABILIDADES AFECTIVAS | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario
 
 

MANIFIESTO DEL OPTIMISMO

1. No es cierto que exista una crisis económica planetaria, lo que existe es una crisis específica de países específicos.

2. La esperanza de vida aumenta 2,5 años cada década. Por primera vez aprendemos que hay vida antes de la muerte y que cualquier tiempo pasado fue peor.

3. La educación y la medicina avanzan hacia la personalización, y nos obligan a engendrar un nuevo modelo social. La prevención será más importante que la curación.

4. Un gran descubrimiento: el aprendizaje social y emocional. Por primera vez en la historia de la evolución empezamos a conocer y gestionar las emociones. Y sabemos que es tan importante aprender como desaprender.

5. Las redes sociales son lo que nos hace distintos del resto de animales. El origen de la interconexión actual está en las rutas de la Seda y del Incienso. Gracias a la revolución digital ahora la comunicación puede ser instantánea y universal.

6. Tras los avances de las ciencias de la mente, hoy conocemos la importancia delinconsciente con relación al pensamiento racional. Por primera vez constatamos que podemos confiar en la intuición.

7. Nunca habíamos sabido tanto sobre la naturaleza de la felicidad. Eso es lo esencial: la felicidad se encuentra en la sala de espera de la felicidad.

8. Otro de nuestros quebraderos de cabeza seculares: la belleza. Sabemos que la belleza es ausencia de dolor, o sea, la que refleja un rostro con un nivel de fluctuaciones asimétricas inferior al normal.

9. Evolutivamente, en tiempo de crisis, la manada se vuelve hacia los jóvenes para que ejerzan su liderazgo. Es pues, la hora de los jóvenes. No pueden defraudar.

10. Hace unos años estábamos convencidos de que la visión del universo correspondía a la realidad. Luego descubrimos que esa visión dependía del marco y de las emociones. Ahora sabemos que es el resultado de un modelo matemático: la incertidumbre envuelve a nuestro universo.

EDUARDO PUNSET

Viaje al Optimismo

Categorías: OPTIMISMO | Etiquetas: , , , , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

UN DÍA ARMONIOSO: RECUERDOS DE LA CRONICA DE EL TIEMPO

Foto: Mauricio Moreno / El Tiempo

El viernes 3 de febrero fue uno de esos días armoniosos que dejan recuerdos positivos para alimentar el Optimismo. En la mañana la jornada de Formación urbana; en la tarde la crónica de Fabián (el periodista del Periódico El Tiempo) y por la noche, dimos los primeros pasos hacia la construcción de una sólida alianza con otra pareja de Trabajadores Talentosos.

De las cosas que más disfruto con mi actividad de Formación en los buses es la posibilidad de entrar en contacto con las personas y recorrer la ciudad. Bogotá es una ciudad habitada por personas que representan la diversidad cultural, social y económica del país. Es una metrópoli de más de 7 millones de habitantes que se puede atravesar de norte a sur y de oriente a occidente en rutas que le permiten a uno conocer este territorio lleno de contrastes, tan diverso como lo usuarios que a diario utiliza el servicio de transporte publico.

Nueve charlas ofrecí durante toda la jornada de Formación urbana. Nueve oportunidades para experimentar Flujo. Nueve acciones de Prevención y Sensibilización frente a la importancia de prestar atención a la Salud Afectiva. Nueve desafíos al miedo. Nueve actos de siembra. Nueve momentos para acumular horas de práctica. Y sobre todo, nueve confirmaciones de la certeza del camino elegido para darle sentido a mi vida.

Esa pasión con la que estoy llevando a cabo el ejercicio de los buses está empezando a ser notada. La Formación en este escenario va camino a ser reconocida como una verdadera innovación y llegará a ser identificada como el punto de partida de una inesperada revolución en la industria de la Psicología. La prueba de lo anterior es que en apenas una semana fui entrevistado por dos reconocidos medios de comunicación con cobertura nacional: RCN Radio y el Periódico El Tiempo. Sobre el primero ya hice una reseña de esa experiencia; ahora quiero dejar una evidencia acerca del segundo.

Con Fabián habíamos quedado de encontrarnos ese viernes a las 11am en las instalaciones del periódico, pero minutos antes de nuestra cita, y justo cuando me encontraba en plena acción  en un bus, recibí su llamada con el propósito de reprogramar nuestro encuentro para las tres de la tarde. Y en efecto, se llegó la hora de inmortalizar este acto de Formar en los buses.

Estando en la Av 68 con Av el Dorado abordamos la ruta 291 con destino al barrio Verbenal, me subí con Fabián y su reportero grafico. Debo reconocer que experimenté una sensación bastante agradable; un orgullo de los buenos, de esos que producen una inmensa satisfacción. Después de tantos meses cultivando este desafiante escenario anónimamente, ahí estaba yo, convencido por la potencia de nuestra Causa. Demostrándome a mi mismo que valía la pena la osadía, el atrevimiento de ejercer mi vocación en un lugar en el que difícilmente mis colegas incursionarían. Ejecutando un acto impregnado de una profunda carga simbólica que buscaba mostrar la manera de aprovechar un escenario tan humilde como un bus para Formar, para sembrar conciencia, para invitar a pensar sobre nuestro Que Hacer como parejas, como madres y padres, como trabajadores, en síntesis; como ciudadanos.

Mientras Fabián le preguntaba a los pasajeros que opinaban de ese acto y su reportero grafico retrataba la escena, yo seguía en mi charla, saboreando ese momento, disfrutando de la potente dosis de dopamina con la que me estaba recompensando mi cerebro, embriagado por la Alegría de estar haciendo lo que mas me gusta en la vida: FORMAR.

Después de unos 15 minutos terminé la charla, nos bajamos y durante 15 minutos más conversamos.  Le compartí a Fabián mas detalles de esta aventura; y a diferencia de la experiencia vivida en Nocturna RCN, esta vez si me sentí verdaderamente cómodo, en mi territorio, en mi salsa.

Luego de esta calida experiencia no me cabe duda alguna de la eficacia que tiene este acto de Formar en los Buses. Es una poderosa estrategia de promoción de la Salud Afectiva, tan necesaria y escasa  en una sociedad tan violenta como la nuestra. De modo que con más bríos continuaré llevando a cabo esta actividad; sueño con que un día no muy lejano, ya no sea sòlo yo, sino muchos colegas y Formadores Afectivos los que se sumen a la Causa, y no solo en Bogotá, sino a lo largo y ancho del país.

El día terminó con una reunión estratégica. Resulta que gracias a una conferencia ofrecida con la Mincha  a principios de este año en el colegio Villa Eliza de Suba, llamamos la atención de Tucidides. Él, junto con su esposa Paola están sacando adelante una empresa de Ecoturismo. Recuerdo que ese día con la Mincha estuvimos hablando sobre Desarrollo Afectivo ante un grupo de 80 profesores y ahí estaba Tucidides escuchando nuestro cuento sobre la Afectividad. Al terminar se nos acercó y nos comento sobre la posibilidad de llegar a hacer algo juntos. Dias después nos escribió solicitandonos una propuesta para trabajar “liderazgo” y “trabajo en equipo” en las empresas; dos temas que se pueden abordar perfectamente desde la Formación Afectiva, que combinado con la actividad que ellos manejan de capacitación a campo abierto, puede tener lugar la construcción de un solido concepto que amalgame nuestra alianza, muy seguramente aquí estaremos dando cuenta de la evolución de ésta.

Aquel viernes nos reunimos solo con Paola, pues Tucidides estaba atendiendo compromisos de su escuela de futbol. Sin embargo, fue un encuentro bastante productivo  que nos dejó la ilusión de poder construir conjuntamente una línea de trabajo que sume las fuerzas de ellos con las nuestras. La verdad, lo que màs nos llama la atención es trabajar con otra pareja de Trabajadores Talentosos, se ajusta perfectamente a nuestra filosofía.

¿Ahora ven por què dije al principio de este artículo que ese viernes 3 de febrero fue un día bastante armonioso? Porque estuvo lleno de Positividad, porque fue un día de puro cultivo, pero también de cosecha y así entendemos nuestro oficio; sembrar y recoger todo el tiempo, sin prisa pero sin pausa. Como sabiamente me enseño la Mincha.

Categorías: BITACORA, MEMORIAS DE LA COMUNIDAD | Etiquetas: , , , , , , , | 5 comentarios
 
 

EL FORMADOR AFECTIVO COMO UN CAZADOR RECOLECTOR

Los estudiosos de la evolución humana nos hablan de cuatro grandes periodos en el desarrollo de la humanidad. Primero, una larga temporada como nómadas Cazadores-Recolectores; luego, la población fue creciendo  y migrando hacia un estilo de vida más sedentario alrededor de la agricultura; después, surge la Revolución Industrial y con ella la posterior explosión demográfica en las ciudades; hoy, quienes vivimos en estos días, somos testigos de una nueva migración que teóricos como el sociólogo Manuel Castells han denominado como la Era de la Información o Informacionalismo. Y nuevamente la vida está cambiando drásticamente porque esta Era está siendo marcada por revolucionarias innovaciones tecnológicas e informáticas y por profundas transformaciones culturales, sociales, económicas y políticas. Sin embargo, y a pesar de los miles de años transcurridos desde nuestros tiempos como cazadores-recolectores, en el fondo seguimos comportándonos de forma muy similar, especialmente en lo que a la consecución de los Recursos Personales se refiere.

Nuestros lejanos antepasados se enfrentaban al desafío de la supervivencia con la rigurosidad de quien es consciente de que acceder a los recursos es una cuestión de vida o muerte. Un asunto vital. Ellos, cuya motivación principal era la búsqueda de alimentos, recorrían la Tierra cazando y recolectando lo que a su paso encontraban, y establecían asentamientos temporales teniendo como referencia los ciclos climáticos.

Una vez establecido el asentamiento, los hombres de la tribu salían a hacer sus faenas; se iban en grupos a cazar, a enfrentar el desafío de luchar contra otras especies. En el asentamiento quedaban las mujeres y los mayores, quienes se dedicaban a la recolección y a la Formación de los nuevos miembros de la tribu.

Cuando los hombres regresaban al asentamiento después de varios días de arduo trabajo, se dedicaban además de descansar, a otros menesteres; el juego, la danza, los ritos y otras practicas que fueron complejizando la mente humana. Es decir, no todo era Cacería, también sacaban tiempo para el Ocio, la sofisticación de sus herramientas, y la creación de otras nuevas.

Hoy, miles y miles de años después, esa minúscula población de la especie humana se ha multiplicado de una forma que asusta. Ya somos 7 mil millones y todavía seguimos Cazando y Recolectando, con una pequeña diferencia; la gran mayoría de miembros de esta especie gastan sus vidas en la mera búsqueda de recursos y en sus “tiempos libres” se dedican al consumo de actividades que promueven el ocio pasivo, el mínimo esfuerzo, simplemente dedicándose a satisfacer las demandas de sus genes y sus memes; motivo por el cual quedan atrapados en un Circulo Vicioso de mera supervivencia: comer, dormir, reproducirse (al menos aparearse) y morir. Viéndose comprometida, tarde o temprano, su Salud Afectiva.

Yo estoy de acuerdo con el psicólogo evolucionista Steven Pinker cuando afirma que “no todo tiempo pasado fue mejor”. Indudablemente seguimos evolucionando, sobre todo culturalmente, y gracias al trabajo que hoy hacemos, nuestros descendientes vivirán en sociedades más civilizadas, pero… (Siempre hay un pero) estos mejores tiempos no llegan por generación espontanea, hay que seguirlos cultivando, y cada nueva generación tiene la oportunidad de hacer su aporte a esta fabulosa Causa Humana. Aunque también tiene la tentación de obstaculizar dicho desarrollo y vivir su vida sin hacer nada productivo (ni siquiera para Si Mismos) o al servicio de hombres que ya no cazan alimentos, sino a otros hombres. Y cuando el hombre caza al hombre, la evolución de la humanidad se complica.

Por éste motivo es que el prestigioso psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi señala que “ninguna tarea es a la larga más importante que hallar una manera de desarrollar Yoes que apoyen la evolución. De ello depende el resto de consecuencias positivas. Si queremos contar con una historia, nuestras mentes deben estar preparadas para crearlas.”[1] Por eso es que debemos practicar una Crianza Formativa.

Personalmente he decidido caminar junto al primer bando. Entre otras razones porque estoy tomando conciencia de las reglas del juego de la Vida. Un juego en el que “algunos individuos siguen de forma casi exclusiva las instrucciones de su configuración genética o los dictados de la sociedad, con escasa o nula participación por parte de la conciencia. En el otro extremo del espectro están los individuos que desarrollan seres autónomos con objetivos que sobrepasan las instrucciones externas, viviendo casi exclusivamente según reglas autogeneradas. La mayoría de nosotros –señala Csikszentmihaly– operamos entre esos dos extremos”.[2]

Yo, he comenzado ha caminar en el segundo. Con los que queremos ofrecer nuestra existencia y poner nuestro cerebro al servicio de la Causa Humana. Aportar en esta empresa que se viene construyendo desde que el hombre es hombre. No quiero llevar una vida pasiva, ni al servicio de hombres cazadores de hombres que bajo disfraces altruistas, someten a otros miembros de nuestra especie para satisfacer solo sus intenciones particulares, las demandas de sus genes y sus memes egoístas.

Ahora estoy comprendiendo que ese sometimiento se hace a las “buenas”, o a las malas. En el primer caso se apela a la fuerza, se impone el miedo, el terror. Ahí están las dictaduras totalitarias y fundamentalistas que todavía nos muestran ese lado perverso de la naturaleza humana. Pero también, se puede someter al hombre a las “buenas”. Con sutiles ideologías esclavizantes, económicas, políticas, religiosas. Sistemas de creencias con mecanismos adoctrinantes tan efectivos que incluso tienen entre sus seguidores sus principales sostenedores y multiplicadores. Ellos mismos defienden sus cadenas.

Con mi Mincha hemos decidido interiorizar las mejores prácticas que el hombre ha desarrollado a lo largo de su evolución cultural. De los Cazadores-Recolectores aplicamos esa estrategia de salir a Cazar cada mañana. Eso quiere decir a divulgar, comunicar y multiplicar el mensaje de la Formación Afectiva en los Buses. Esta estructura básica la complementaremos con las demás actividades de Formación Afectiva que realizamos conjuntamente con la Mincha. Los cursos de Afectividad Humana en la Luis Angel Arango, las Orientaciones Afectivas, las conferencias y los talleres.

El propósito es acumular los Recursos Personales necesarios para patrocinar nuestra Actividad Creativa; leer, escribir, crear y conversar con la Mincha. En otras palabras, búsqueda intensa de recursos y producción intensa de contenido para publicar en nuestros blogs.

Nuestra tarea de Formación Afectiva empieza como Cazadores-Recolectores. Pero no cazaremos hombres sino recursos para la Causa, no recolectaremos solo metálico; también contactos, usuarios, experiencias positivas que nos proporcionen las reservas suficientes de energía (psíquica y material) para reducir nuestra actividad de Caza y pasar al siguiente nivel: el del Formador Afectivo como un Agricultor y preparador de Cazadores-Recolectores.


[2] Ibid, pag 51 la negrita es mía y lo hago para destacar ese hecho tan notable que tiene una consecuencia muy potente sobre nuestros modelos de Parejas Formativas, Crianza Formativa y Trabajadores Talentosos.

Categorías: CAZADOR RECOLECTOR, FORMADOR AFECTIVO | Etiquetas: , , , , , , , , , | 2 comentarios

UN DÍA EN LA VIDA DE UN FORMADOR AFECTIVO (Bitácora 4)

Barbara Fredrickson me enseñó que tardamos unos tres meses en aprehender un nuevo habito o hacer un cambio notable en nuestro estilo de vida.[1] Según esto me hacen falta 85 días para desarrollar el habito  de levantarme temprano, de empezar con el alba la lucha diaria en pro de la causa de la Formación Afectiva y con ella seguir alimentando la liberación progresiva del sistema.

Estoy haciendo un experimento sobre Positividad, con estas bitácoras pretendo retratar mi propia vida afectiva, reconstruirla día tras día para mostrarle a mi entorno cómo es la cotidianidad de un Formador Afectivo, de alguien que ha decidido entregar su existencia a una Causa.

Ayer en lugar de escribir la bitácora me dediqué a reflexionar sobre la infidelidad, tenía unas líneas acumuladas sobre el tema y cobraron vida para recordar y comunicar el mensaje de lo nocivo que es para la Salud Afectiva tener una amante, tarde casi dos horas escribiendo ese artículo y ahora caigo en cuenta que experimenté Flujo, no fue difícil el ejercicio, disfruté de la actividad, no sentí el paso del tiempo, ejercité la habilidad de escribir, de pensar; y tuve una retroalimentación inmediata: la satisfacción de haber escrito un nuevo artículo, de estar cumpliendo con el objetivo de producir intensamente en esta temporada. De modo que fue un momento de Positividad muy poderoso porque la producción intelectual requiere concentración, atención sostenida; la recompensa emocional es la alegría, el orgullo de obtener una nueva victoria contra la postergación y la pereza.

Ayer también se limaron las asperezas con la Mincha. Como toda pareja tenemos en ocasiones diferencias, nos tensionamos, nos exasperamos; no obstante, si para algo ha servido trabaja juntos en esta Causa de la Formación Afectiva, es para aprehender a solucionar adecuadamente nuestros conflictos.

Reflexionábamos con la Mincha sobre como los conflictos entre las parejas se acentúan debido a las diferencias de género, a la naturaleza BioPsicoSocial de hombres y mujeres; desconocer esta naturaleza es una de las razones por las que en muchos casos los conflictos de pareja son tan difíciles de resolver y lo triste es que cuando no se solucionan asertivamente, los conflictos se escalan y cada nueva diferencia va deteriorando el vínculo hasta un grado de desespero tal, que la separación se hace inevitable, se llega a un punto de no retorno.

La Mincha hacia énfasis en un hecho que quiero destacar: “no basta con conocer las diferencias de género, hay que comprehenderlas, interiorizarlas y actuar en consecuencia.” También es vital cultivar y desarrollar las habilidades afectivas necesarias para resolver constructivamente los conflictos. Quizá las dos más importantes: la asertividad la empatía.

Haber resuelto este reciente conflicto con la Mincha me devolvió la tranquilidad, tanto que dedique la tarde a divulgar  con entusiasmo en los Buses de esta ruidosa ciudad. ¿Sabes? Me siento inspirado, percibo e interpreto este acto de Formar en los Buses como una acción social, política, generacional. Como Sociedad estamos atrapados en un círculo vicioso de Violencia Intrafamiliar de una magnitud alarmante, motivo por el cual no se deben escatimar esfuerzos  para sensibilizar y Formar en todos los escenarios posibles; además he constatado que la mayoría de las personas son agradecidas y nos animan a seguir con la Causa, además de que nos apoyan con recursos, de hecho, muchos de los casos que hemos orientado han sido gracias a ese ejercicio. Por eso es que le tengo tanta Fe a este trabajo, porque satisface una necesidad humana, porque contribuye con la construcción de una mejora Sociedad. Además he acumulado cientos de horas hablando en público, destreza clave para divulgar este mensaje.

Después de la jornada de divulgación me esperaba otro momento de alegría. Esta vez proveniente de alguien que ya considero un amigo, una amistad en ciernes que cultivaremos asiduamente durante este año y ojalá el resto de la vida. Omar ha estado presente desde mis tiempo con El Altavoz, por allá en el 2007 (una aventura universitaria que me llevo a publicar un periódico estudiantil cuando estudiaba Derecho en la Católica). En varias ocasiones hemos intentado hacer algo y todo parece indicar que en esta oportunidad el camino se nos ha cruzado. Llegamos a un pequeño acuerdo, nosotros vamos abrirle un espacio en nuestros blogs para hacerle publicidad a su negocio y él nos ha patrocinado un paquete de folletos de los que distribuimos en los buses. Entiendo este acuerdo como una ayuda mutua y como la cuota inicial de otras futuras colaboraciones.

En conclusión, fue un día en el que cultivé Positividad en cinco de mis siete Escenarios de Interacción: en la mañana interactué con la Madre Naturaleza, Conmigo Mismo, después alimentamos la relación con la Mincha, luego me ejercite como Formador Afectivo en los Buses y al final del día estrechamos un lazo de amistad con Omar, una amistad basada en la reciprocidad.


[1] Barbara Fredrickson “Vida Positiva: Cómo superar las emociones negativas y prosperar” Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2009.

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , , , , , | 1 comentario
 
 

TENER UNA AMANTE ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD

Uno de los más potentes beneficios de cultivar la Positividad es que amplia nuestra mente. Alimentarse de Emociones Positivas nos permite tener una mayor apertura, poco a poco nos va liberando de las cadenas, de la tiranía de nuestros genes y nuestros memes.

Hoy voy a hablarte de una esclavitud; de un comportamiento que nuestra sociedad de consumo celebra y padece. Quizá mi postura sea políticamente incorrecta, incluso corre el riesgo de ser tildada de moralista y mojigata. Sin embargo, dados los problemas individuales, familiares y sociales que dicho fenómeno causa, bien vale la pena atreverse a reflexionar al respecto.

Empecemos pues por la tesis:

“Tener una amante es perjudicial para la salud”

Para no dar lugar a interpretaciones “romanticonas” del concepto, entiéndase por amante a la moza, querida, concubina, vacilón, arrocito en bajo, tinieblo, amigos especiales, etc…

¿Por qué es tan perjudicial para la salud mental y afectiva tener una amante?

En primer lugar, arranquemos con el componente biológico del fenómeno.

Quien se busca una amante esta ávido de experimentar emociones intensas. Al principio, la dopamina es la recompensa por alcanzar el objetivo, entonces sentimos un gran placer –efímero por demás-, pero detrás de éste –en la gran mayoría de los casos- viene la culpa y con ella el estrés, es decir, la cortisol liberada por las glándulas suprarrenales cuando estamos expuestos a algo que psicológicamente nos inquieta; esconder la pilatuna, inventar mentiras, planear coartadas. Todos estos actos demandan el gasto de una gran cantidad de energía psíquica, e inevitablemente activan otra emoción: el miedo a hallarnos descubiertos.

Psicológicamente hablando, se pone en evidencia la fragilidad afectiva de quienes participan de esta tragicomedia. Cuando una mujer se presta para el juego básicamente son varios los motivos que la mueven: una profunda soledad, una baja Autoestima, un pobre Autocuidado o en su defecto, el deseo de mejorar sus condiciones materiales a través de los recursos que le provee su interlocutor.

Los hombres buscan novedad y si es necesario pagar por ella, se hace. Aunque hoy en día tampoco es extraño ver hombres que también sucumben al metálico con damas maduras. En ambos casos se pone en evidencia su falta de Autogobierno.

A la larga esta es una dinámica que atrapa porque dichas relaciones se ven envueltas en una lógica de consumo, de usar y “tirar”, nos vamos convirtiendo en marionetas desechables, y esto, inevitablemente tarde o temprano pasa la cuenta de cobro.

Y aquí es donde entra el componente sociológico.

La infidelidad es la segunda causa de divorcio después de la infertilidad. Cuando explota la bomba aparece la tragedia; lo peor es que es una catástrofe psicológica cuyos daños colaterales dejan a su paso víctimas inocentes. Los más de ellos: nuestros hijos, a quienes decimos “amar”, por quienes aparentemente damos la vida; son ellos los que más sufren, son ellos lo que terminan pagando los platos rotos por nuestra incompetencia afectiva.

Cuando tenemos una amante no solamente engañamos a nuestra pareja, también a nuestros hijos y lo peor del caso: a nosotros mismos. Claro, somos muy hábiles para hallar excusas, construir sofisticadas justificaciones, como la que alguna vez le escuche a un actorcito mexicano: “se es infiel porque se busca por fuera lo que no hay en casa” falso!!!, yo diría más bien que se es infiel porque buscamos por fuera lo que no hay en nosotros mismos.

Desde que existimos como especie e incluso más atrás, la infidelidad ha estado siempre presente. No fuimos diseñados para ser monógamos por naturaleza, la promiscuidad viene programada en nuestros genes, esa es nuestra animalidad; pero la buena noticia es que podemos alterar esa programación, de hecho, es eso lo que nos hace humanos.

Aprehender a construir vínculos sanos, afectivamente estables, debería ser una apuesta de nuestra sociedad. Propósito que nos beneficia como individuos, pero también como parejas, padres, ciudadanos. Basta con revisar los datos de Medicina Legal para encontrar toda la cantidad de delitos relacionados con el solo hecho de tener una amante: crímenes pasionales, suicidios, violencia intrafamiliar, maltrato infantil y un largo etc.

Cuando una familia se rompe es como si un órgano de nuestro cuerpo se afectara, si es verdad que las sociedades son sistemas complejos, quiere decir que éstas también se enferman, desarrollan patologías sociales y el origen de muchas de esas patologías está precisamente en las familias rotas, en los hijos que se quedan sin padres, sin tutores afectivos, sin adultos equilibrados que los preparen para sobrevivir, vivir y convivir, quedando así como casi seguros candidatos a engrosar las filas de los denominados antisociales: adictos, asesinos, suicidas, ladrones, delincuentes de todo tipo, desde el más callejero, hasta el más encopetado de cuello blanco. ¿No lo vemos a diario en las noticias? ¿No sientes Tú los efectos?

Por todo lo anterior y por muchos motivos más que poco a poco iremos desarrollando, es que tener una amante es perjudicial para la  salud, no sólo del individuo, sino de la familia y la sociedad en general.

Por eso es que no voy a tener una amante y como bien dirían los Talentosos de Shakira y Alejandro Saenz:

“Te lo agradezco, pero no”

Categorías: EL MUNDO DE LA PAREJA | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

ESCRIBIR: DESDE EL CORAZÓN A LA RAZÓN (Bitácora # 3)

Desde que empecé a escribir en este blog, siempre he soñado con alimentarlo todos los días, pero hasta ahora se ha quedado solo en eso: en un sueño. Cuando despierto a la realidad me doy cuenta que para obtener algo no basta con desearlo, hay que lanzarse a construirlo.

Nunca he tomado un curso de escritura, sin embargo he llegado a una conclusión: se hace más ligero el proceso cuando se escribe desde el corazón, desde lo que se siente, desde lo que se vive, no se puede reflexionar adecuadamente tomando distancia de la propia experiencia vital. Será por eso que en los 4 años de edad que tiene este blog, no he podido cumplir mi sueño de alimentarlo diariamente, porque siempre he partido desde la Razón y muchas veces la Razón se bloquea, el corazón no la deja trabajar.

¿Qué bloquea la Razón? Pienso que los problemas que surgen a diario en el desempeño de cada uno de nuestros roles vitales (la familia, la pareja, el trabajo, los amigos, uno mismo), aunque también hay algo adicional: nos tragamos esos problemas, nos creemos invencibles y si no los exteriorizamos, éstos nos carcomen. Definitivamente a la mayoría de personas nos pesa mucho el qué dirán.

Ahora le estoy haciendo caso a mi intuición y ésta mi indica que para darle vida a este blog, debo cultivarlo a partir de mi propia experiencia vital; sin reservas, sin miedo. No tengo nada que perder, más allá de las cadenas biológicas y sociales que me atan.

El oficio que he creado para ganarme la vida me obliga a ser sincero. He construido una identidad, soy Formador Afectivo. Pero desde ahora debo advertir que no soy perfecto; a diario lucho contra mis propias incompetencias, de hecho creo que elegí este camino porque no me resigno a convivir pasivamente con lo peor de mi naturaleza, o con lo que me imponga el sistema; como ser humano siento que estoy obligado a mejorar, a ser un buen ejemplar de esta especie y de esta sociedad en la que me tocó vivir. Sin embargo, he comprendido que este viaje debe partir de mi Ser, de lo que Soy ahora; porque si lo planteo desde el Deber Ser inevitablemente me estrellaré contra el pesado muro de la incoherencia. Y esto sí que bloquea la Razón, salvo que uno quiera auto engañarse y nadar en un mar de mentiras.

Por eso ser Formador Afectivo no es una cuestión solamente de tener conocimientos o un diploma que lo acredite como tal. No se Forma únicamente a partir de un concepto, también se hace desde el ejemplo, desde la vida misma, reconociendo nuestras falencias y fortalezas, nuestra animalidad, pero también nuestra humanidad. Sin olvidar nunca que estamos entre humanos y no entre ángeles, que como bien lo señala mi maestro José Antonio Marinaestamos en una lucha constante por alejarnos de la selva.

Esta tercera bitácora que hoy les presento está permeada por un sinsabor vital en uno de mis Escenarios de Interacción, específicamente en el escenario Pareja.  La verdad es que en los últimos días he tenido algunas diferencias con la Mincha que me tienen un poco bajo de tono y como éste es un suceso que todavía está en desarrollo, no quiero adelantarme a nada, basta con dejar esta evidencia para que vean ustedes que tan cierto es eso de que “hasta los médicos también se mueren”.

Por otro lado, ayer lunes le gané nuevamente la batalla a la levantada. A las 6 de la mañana empezó la jornada. Eso me hizo sentir muy bien, es una pequeña victoria contra la pereza (ya vamos 2×0, espero mantenerla a raya para no dejarla reaccionar). Cerca de mi casa hay una montaña, se siente la naturaleza, sin lugar a dudas es relajante, ayuda a pensar, a encontrarse consigo mismo. La Salud Afectiva se ve favorecida cuando estamos en contacto con la hermosa naturaleza: siempre se escuchan los pájaros, se disfruta de la briza matutina, se presencia como va despertando el entorno. Esta fue la primera actividad del día y fue una nutritiva fuente de serenidad tranquilidad.

Luego vino el momento de la pasada en limpio de las bitácoras, ahí me sentí activo, dueño de mí mismo, contento por estar cumpliendo la rutina, por estar motivado intrínsecamente. Me alcanzó el tiempo hasta para transcribir una página de un libro fundamental para mi ideología política: se llama la Netocracia, está en inglés y fue escrito por un par de Suecos que al parecer tienen muy claro hacia va donde va la Democracia y Quiénes son, pero sobre todo Qué hacen las nuevas elites del poder, a quienes ellos le llaman los Netocratas. En su momento te compartiré esta valiosa información.

Ahí se fue la mañana, al medio día salí de casa en Soacha con rumbo a la ruidosa Bogotá, entusiasmado porque estaba viviendo un día acorde a lo planeado y eso me mantiene equilibrado. Durante el trayecto aproveché para leer unas cuantas páginas de “Vida Positiva”, el magnífico libro de Barbara Fredrickson, de hecho ya lo terminé y debo confesar que he quedado impresionado, muy pero muy contento con haberme encontrado con el concepto de la Positividad Desde ya estoy sintiendo su influencia, es más, este ejercicio de la bitácora es una puesta en práctica de sus enseñanzas. Ya te iré contando en detalle la potencia de este aporte científico a la Salud Afectiva de las personas. Por lo pronto déjame decirte que ya son tres los conceptos que iremos aplicando y desarrollando en el marco de la Formación Afectiva: 1) El Desarrollo Afectivo; 2) La Positividad; y 3) El Flujo.

La tarde se me fue en publicar las bitácoras, había contemplado solamente una hora para esta tarea, pero internet me atrapó. Qué fácil es distraerse en ese mundo, me puse a ver unos videos de las Conferencias Ted y ahí quedé. No perdí el tiempo pero dejé de hacer lo planeado y eso me genera ansiedad porque en estos momentos –como dirían las abuelas- “el palo no está pa cucharas” y no pude divulgar en los buses, lo cual quiere decir que fue un día en blanco en lo que al metálico respecta. Y eso, como es apenas natural, no deja de angustiar.

Y aquí es donde entra mi Padre. Verme con él me produce una sensación agridulce, emociones encontradas. Por un lado me alegra porque me gusta verlo, sentirlo, disfrutarlo, compartirme con él. Pero también me estresa porque no comprende lo que hago, porque para él yo debería buscarme un empleo; siente que me estoy desperdiciando, que perdí el tiempo estudiando psicología, y esa negatividad –aunque no lo quisiera- me afecta. Como me gustaría escuchar de sus labios unas palabras de aliento, me encantaría que me dijera: “Bien Andrés, si eso te hace feliz, síguelo haciendo, me enorgullece lo que haces”, pero no es así, a él sólo le preocupa verme corto de metálico, pero bueno, como dirían los talentosos de ChocQuibTown: “Eso es lo que hay”, como hijo y Formador Afectivo me corresponde comprehenderlo y seguir luchando para algún día mostrarle que no estoy tan loco.

¿O, si?

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , | 2 comentarios
 
 

Matthieu Ricard sobre los hábitos de la felicidad

Categorías: FELICIDAD | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario
 
 

EMPIEZA MI VERDADERA LUCHA (Bitácora 2)

Ayer domingo hice un descubrimiento personal. Comprehendí el por qué de esta bitácora y de las notas que registro en mis agendas. Es una forma de hacer un recuento de lo que va pasando en este proyecto de vida que he emprendido.

Hoy fue la primera vez en mucho tiempo (quizá en la vida) que no me costó levantarme, de hecho, tenia la certeza que lo iba lograr. A las 6am sonó el despertador y no tuve problema para ponerme en pie. Luego salí rumbo a la montaña a caminar, a buscar un lugar donde sentarme a meditar y a reconstruir el día anterior. Y aquí estoy, sentado en una piedra ancestral cumpliendo con la estructura que me he impuesto.

La bitácora de ayer la empecé con una relación a la técnica de la Reconstrucción del Día. Hoy lunes doy inicio formal a este ejercicio. Si hay alguien allá afuera que escuche este mensaje le agradezco que me envíe sus buenos deseos, eso es lo que más necesito en estos momentos: energía.

Ayer fue un Domingo de lectura. Prácticamente todo el día estuve entregado a la exploración de un texto vital: “Vida Positiva: como superar las emociones positivas y prosperar” de Barbara Fredrickson, una de los máximos exponentes de la nueva ciencia de la Psicologia Positiva (A ella llegué porque me la encontré en un Dossier sobre esta nueva ciencia publicado por “Papeles del Psicologo”, la revista del Colegio de Psicólogos de España) fue un banquete de 46 paginas que en parte es responsable de que esté aquí sentado en una montaña cerca de mi casa, encima de una piedra ancestral escribiendo estas líneas.

También fue un día copioso en la producción de notas: escribí 29. Además de la bitácora inaugural que me hizo experimentar un poderoso Eureka.

Muchas veces he intentando estructurar mis días de lucha, pero nunca había llegado hasta este punto. El hecho de que esté acá se corresponde con el cumplimiento de un nuevo intento. Ayer redacté un nuevo plan de trabajo diario y este espacio será testigo si lo cumplo o no. Ya empecé pero espero que no sea flor de un día, tal y como le ocurre a los que con tanto entusiasmo inician dietas alimenticias para bajar de peso y capitulan a los pocos días de batalla. Mi dieta es psicológica, busco liberarme de tantos malos hábitos y fortalecer los buenos para desarrollarme afectiva, cognitiva y expresivamente.

Este delicioso día domingo dedicado a la lectura y la reflexión lo acompañé con música. Escuché un viejo CD de los Red Hot Chilli Peppers, especialmente una canción que me serena y llena de energía: The Other Side, la escuche una y otra vez ¿Qué significará eso?

Hice algunas pausas para ver noticias, me llamó la atención una: de acuerdo con datos de Medicina Legal, en 2011 se suicidaron 1599 personas. Muy seguramente los dos principales motivos son los mismos problemas amorosos y económicos de siempre.

El día terminó con el especial de Pirry desde la India dedicado al Kama Sutra (me imagino que tuvo un alto rating). El mundo de la sexualidad es un mundo que en su momento exploraré con “profundidad”, me parece más determinante conocer con más detalle el mundo de la Afectividad Humana, creo que este es el que mas influye sobre las relaciones de pareja y por lo tanto es el punto de partida. Es decir, el disfrute de una relación sexual no es sólo una cuestión de posturas corporales sino de satisfacción afectiva. Ya tendremos tiempo de reflexionar al respecto.

Me acosté pensando en lo leído y con la ilusión de ganarle la batalla a la pereza, el que hoy haya escrito esta bitácora es una prueba personal de esta pequeña victoria, pero el día apenas comienza, mañana te contaré que paso el resto de la jornada.

Categorías: BITACORA | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.