Publicaciones etiquetadas con: tomar conciencia

 
 

¿QUÉ SIGNIFICA TOMAR CONCIENCIA?

¿La conciencia se toma? ¿Es como beber un vaso de leche o una gaseosa? ¿Por qué cuando comprendemos algo que nos era desconocido decimos que tomamos conciencia?

Tomar conciencia es aumentar nuestro grado de Autoconocimiento. Pero esto no tendrá ningún sentido si no tiene un impacto sobre nuestra Autoadministraciòn y Autogobierno. De hecho, si esa supuesta toma de conciencia no tiene influencia sobre nuestro comportamiento, entonces eso quiere decir que aun no hemos tomado conciencia.  Parece un trabalenguas pero es así. Nada nos ganamos con saber (conocimiento) la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto, si no actuamos en consecuencia (discernimiento).

Ahora bien, ¿sobre que aspectos de la vida puedo tomar conciencia? Siguiendo con la analogía de la bebida, ésta viene en 8 sabores básicos y unas cuantas combinaciones.

Al primer sabor le podemos llamar la toma de Conciencia Familiar. ¿Por qué resulta tan importante conocer la Familia? La respuesta a esta pregunta es sencilla: porque conocer mi Familia de Origen es conocerme a mi mismo. De hecho, muchos de mis comportamientos me fueron heredados, configuraron mi temperamento. Por eso es que mi conducta está guiada, incluso contra mi voluntad, por seres que no conozco.[1] Genes y Memes egoístas que toman el Timón del barco de mi existencia y que a veces me dirigen a puertos donde no me conviene estar.

Pienso en el caso por ejemplo del alcohólico. Se sabe que el alcoholismo es en parte heredado. Quien tuvo un padre o una madre alcohólica presenta una mayor predisposición a ser también alcohólico. Ser consciente de esto no me hace eliminar esos genes, pero si me ayuda a mantenerlos a raya.

Así puede ocurrir con muchos otros rasgos de comportamiento que configuran lo que mi maestro José Antonio Marina denomina como la personalidad heredada o temperamento.

La toma de Conciencia Familiar no solo nos ayuda a conocer nuestros orígenes, sino también a comprender nuestro presente. Y entre más Conciencia Familiar tomemos, más controlo mi destino, por lo menos tengo más posibilidades de que sea Yo el que gobierne el barco de mi propia vida.

Pero la Conciencia Familiar también hace referencia a la Neofamilia. A ese núcleo que “Yo” he “decidido” conformar. Y pongo entre comillas ese “Yo” y ese “decidido”, porque en no pocos casos la nueva familia que conformo; pareja, hijos, suegros, cuñados, probablemente no se eligió conscientemente, y sin quererlo, podemos terminar repitiendo la historia de nuestros padres, solo que en un nivel mas degradado.

Aquí cabe preguntarme ¿Qué habría sido de mí si hubiese repetido la historia de mis padres? ¿Si no hubiese tomado conciencia de esos genes que me fueron heredados? Seguramente no estaría escribiendo estas líneas. A lo mejor ni existiría ya.

Si soy Yo el que gobierna mi vida, el que está al mando del Timón del barco de mi existencia; si he tomado conciencia de mis orígenes familiares, muy seguramente elegiré bien a mi Neofamilia. ¿Beneficios? Esta buena elección podrá llenar los vacios afectivos que me quedaron. Contribuir con el dominio de esos genes y memes nocivos que me fueron legados. Ayudarme a VivirConvivir y Supervivir mejor.

En otras palabras, elegir adecuadamente mi Neofamilia, le reportara a mi cuenta bancaria afectiva enormes dividendos, se convertirá en una deliciosa y nutritiva fuente de Felicidad. Así, esa nueva familia no será una carga mas para mi vida como lo fue mi familia de origen. No será una extensión más de mi sufrimiento.

La toma de Conciencia Familiar entonces es crucial para mi tranquilidad y por lo tanto para mi Felicidad. En esto radica su importancia. Representa la posibilidad de romper cadenas. Salir de círculos viciosos. Tener el gusto de gobernar nuestra vida. Ser libres.

Pero la Conciencia Familiar no es la única bebida que podemos tomar. Como te conté al principio son 8 sabores. Por ahora te los dejo nombrados, después te invito a que nos tomemos una dosis de cada uno de ellos. Es decir, más adelante te hablaré de:

  • La Conciencia de Pareja.
  • La Conciencia de Trabajo.
  • La Conciencia de Grupos.
  • La Conciencia Social.
  • La Conciencia Ecológica.
  • La Autoconciencia.

Ahora caigo en cuenta que toda esta tipología se puede sintetizar en algo más global. La Conciencia Afectiva. Después le estiro la pita a esta madeja para ver donde nos lleva.


[1] Horacio Gómez Aristizabal “Los colombianos: vicios y virtudes”. Editorial Esquilo. Bogotá, 2000.

Anuncios
Categorías: CONCIENCIA AFECTIVA | Etiquetas: , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.